Adultos mayores, víctimas fáciles de préstamos personales exprés

El asesor financiero de la empresa Préstamos Felices en 15 minutos le dijo a Antonio que el crédito que estaba por autorizarle solamente le generaría entre el tres y el cuatro por ciento de intereses. Esto provocó que el hombre de la tercera edad aceptara el financiamiento, debido a que había tenido problemas para comenzar a recibir su pensión.

Cuando solicitó una copia del contrato que firmó, le informaron que se lo harían llegar en un momento posterior y que su única preocupación debería ser cobrar los 170 mil pesos que acababa de solicitar.

Le dijeron que un año sería suficiente para acabar con la deuda".

Gerardo, hijo de Antonio.
[nota_relacionada id=1020633]

Siempre hay que pedir contrato

Tras esto, el "asesor" le dijo que lo podía llevar a otra institución financiera para que le prestaran 50 mil pesos adicionales bajo la promesa de pagar una tasa similar.

Solo le pidieron dos recibos de las últimas nóminas y su credencial de elector".

Gerardo, hijo de Antonio.

Antonio dispuso del dinero solicitado y al momento de empezar a cobrar su pensión, notó que se le estaban realizando cargos domiciliados, a pesar de que él nunca firmó un acuerdo así.

Intentó comunicarse con la empresa para obtener una respuesta por esto, sin embargo le indicaron que el asesor que lo había atendido no estaba en su lugar y no podía atenderlo.

[nota_relacionada id=1020079]

No le quedó más que seguir pagando ese préstamo y a más de un año de haberlo adquirido pagó más del 120% del monto solicitado, pues la empresa asegura que firmó contrato que estipulaba un interés del 99%. 

Después su familia fue notificada pues la deuda adquirida era de casi medio millón de pesos en ambas instituciones.

Prestamistas incurren en usura

De acuerdo con una resolución que la Suprema Corte de Justicia de la Nación que se dio a conocer el 23 de julio de 2019, los intereses excesivos cobrados por entidades financieras no debían superar a los que generalmente se dan en el mercado, de lo contrario se estaría tratando del delito de usura, el cual está equiparado con el de fraude.

Es entendida como una explotación del hombre por el hombre, de acuerdo con la Convención Americana de Derechos Humanos, y se presenta cuando una persona obtiene en provecho propio y de modo abusivo, sobre la propiedad de otro, un interés excesivo derivado de un préstamo".Suprema Corte de Justicia de la Nación.

[nota_relacionada id=1014342]

Pese a esta decisión de la SCJN, la empresa siguió cobrando los intereses de manera desmedida, por lo que Antonio decidió cambiar de cuenta en diversos bancos, a los cuales notificó que no deseaba domiciliar ningún pago.

Esto no evitó que se siguieran realizando estos cobros directamente de su cuenta en dos bancos, los cuales no supieron indicar quién había aprobado estas transferencias de dinero, por lo que creen que hubo una colusión por parte de estas asociaciones.

De acuerdo con Banxico, el máximo interés que cobra una empresa de este tipo en créditos personales es del 83 por ciento anual.

Finalmente el hombre obtuvo una copia del contrato, pero asegura que no es el mismo que firmó ante la institución y que marca intereses más grandes de lo que había aceptado.

Cuando por fin Antonio pudo encontrar al asesor que le hizo firmar este acuerdo, éste le dijo que no trabajaba en la empresa que tuvo una serie de problemas familiares que le impidieron comunicarse con él y aseguró que podía ayudarlo a salir de esta serie de cobros excesivos, pero que antes de eso tendría que sacar una tarjeta de débito con Citibanamex y reunirse con él al día siguiente.

Dijo además que la ayuda le costaría mil 500 pesos y que debería entregarle el plástico que acababa de sacar. El anciano pudo comentar esto a sus hijos, quienes le impidieron ir a este encuentro bajo el temor de que quisieran estafarlo de nueva cuenta. [nota_relacionada id=1012644]

Cuando la empresa ya no pudo realizar los cobros, comenzaron a llamar a todos los miembros de la familia de Antonio por teléfono e incluso acudieron a su domicilio para cobrarle. Aunque cambiaron de número, las llamadas siguieron llegando.

Durante todo el proceso obtuvieron ayuda legal por parte de un abogado, quien los acompañó a interponer una denuncia ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, sin embargo indicaron que no podían hacer nada en el caso porque el hombre había firmado un acuerdo.

La señora esta nos dejó esperando para coquetear con un chavo de ahí; luego nos dijo que esperábamos o no iba a poder pedir su comida. Al final no nos ayudó en nada, ni nos dio orientación".Gerardo, hijo de Antonio.

Actualmente, la regulación de la usura no ha sido emitida por las autoridades, aunque su realización forma parte de un delito reconocido por la Suprema Corte de Justicia.

En la página oficial de Préstamos Felices en 15 minutos exite una leyenda que indica que está sujeta a la supervisión y vigilancia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, explica que sus préstamos tienen plazos de tres meses a cuatro años y que su tasa de interés de 138.18 por ciento anual.

https://www.facebook.com/elheraldodemexico/posts/913723345777244

Por: Guillermo Domínguez


Compartir