México, entre los cinco países de América Latina donde más se facilita la evasión fiscal: ONG

México, entre los cinco países de América Latina donde más se facilita la evasión fiscal: ONG

México es uno de los cinco países de América Latina donde es más más fácil desarrollar actividades ilícitas como evasión fiscal, lavado de dinero y concentración de riqueza no gravada, dado el secreto financiero (bancario) que permite la ley.

De acuerdo con el índice de Opacidad Financiera 2020 que elabora la ONG británica Tax Justice Network, de una muestra de 16 países de la región, México está detrás de Panamá, Venezuela, Guatemala y Brasil.

Entre los puntos débiles del país están la secrecía sobre el registro de propiedad de las empresas, el desglose de los impuestos corporativos y reportes de intercambio entre países, según el documento.

A nivel general, el ranking considera 133 economías, y México ocupa el lugar 80. Obtuvo una puntuación de 53 puntos, en una escala de cero a 100, donde 100 es secreto total.

El listado es liderado por Islas Caimán, Estados Unidos, Suiza, Hong Kong y Singapur.

“México es el vecino más cercano de dos de las tres principales jurisdicciones del índice y, por lo tanto, tiene un alto riesgo para EU Y Caimán”, señala el estudio.

“Una forma de mitigar estos riesgos consistiría en que México promulgara registros de propiedad pública como lo hizo Ecuador, y requisitos sólidos de presentación de reportes corporativos, como lo ha hecho Uruguay.  Sería un desafío revisar el acuerdo comercial con EU, con vistas a exigir un intercambio de información tributaria totalmente recíproco”.

La ONG señala que, en promedio, los países redujeron su contribución al secreto financiero global en siete por ciento respecto al 2019.

“La reducción significa menos espacio para prácticas como la que utiliza la banca en la sombra, la propiedad anónima de compañías fantasmas o la propiedad inmobiliaria anónima, lo que a su vez significa menos espacio para el lavado de dinero, evasión fiscal y enormes concentraciones de riqueza no gravada offshore”.

Por: Fernando Franco

DRV


Compartir