Disruptores. Anytime Fitness, ejercicio para todos

ECONOMÍA

·
Manuel Castillo tiene un tatuaje, no es una parvada de pajaritos en la muñeca o unas espinas enredadas al brazo, es una figura estilizada de una persona corriendo, el escudo de la empresa la cual dirige: Anytime Fitness México. Esta pasión, asegura, no es un arrebato, sino algo común entre los socios y clientes de esta cadena de origen estadounidense, que está probando ser un formidable competidor gracias a su esquema enfocado en la experiencia del hombre común, ese que en su vida ha levantado una pesa. En entrevista con El Heraldo de México, Castillo dice que, a siete años de haber llegado al país, con sus 54 sucursales es la cadena de gimnasios con mayor número de plazas y también la de mayor crecimiento. Bajo un esquema de franquicias, mediante una inversión de seis millones de pesos para equipar al menos 500 m², los franquiciatarios de la marca pueden montar uno de sus gimnasios, mientras que en cadenas rivales la inversión necesaria llega hasta los 40 millones. El retorno de inversión llega entre los 24 y 36 meses. Castillo refiere que el modelo de la empresa ataca al sector de ingresos medios con cuotas de hasta 800 pesos, en el justo medio entre marcas como Smart Fit, enfocada en precios más populares, y Sport City o Sports World, dedicadas al mercado de alto poder adquisitivo. "Buscamos que con un precio razonable, ni el más bajo ni el más alto, las personas comunes y corrientes tengan la oportunidad de hacer ejercicio, sin pagar una cancha de raquetbol o una alberca que nunca van a usar, o lleno de tanta gente con la que no se pueda hacer ejercicio", dice. El principal diferenciador respecto a otras marcas es la inclusión de un programa de entrenamiento personalizado para cada usuario. Además, se fomenta el sentido de pertenencia entre usuarios casuales. Según información de la empresa, se calcula que en México existen siete mil 500 gimnasios, la mayoría de corte barrial o vecinal, mal equipados u obsoletos, sin la profesionalización del personal. La calidad de atención y equipo, la personalización y constante cambio de las rutinas y un ambiente inclusivo, logran que el nivel de personas que permanecen más de 20 meses en Anytime llegue al 60%, cuando la media de la industria es de 40%. Sólo durante 2017 la cadena ha abierto siete nuevas sucursales y espera abrir otras siete antes de que termine. En todo el país tienen 82 territorios ya vendidos, a la espera de comenzar a construir en el corto y mediano plazo. El principal mercado en que la marca se está centrando –explica Castillo– es el interior de la República, donde se ubican 88% de las sucursales, ante la saturación de la Ciudad de México. Por el momento, la cadena sólo se encuentra en 23 de los 32 estados de la República. Las expectativas de crecimiento descansan en el hecho de que en México sólo dos de cada 100 personas cuentan con una membresía a un gimnasio, cuando en países como Estados Unidos es de hasta 25, por lo que aún queda un amplio mercado al cual llegar. "Vamos por el mercado de las personas que no hacen ejercicio, ahí está el grueso de la población y tenemos todas las herramientas para enseñarles, formar una disciplina y tener resultados", concluye Castillo. POR ERICK RAMÍREZ