ATLETA

Mariana Arceo vivió su propio ‘pentatlón’

Antes de brillar en esta disciplina olímpica, Mariana Arceo dividía sus días en cinco partes: ayudaba a su padre a trabajar, estudiaba, entrenaba sola, hacía peinados y maquillaba para fiestas

DEPORTES

·
Mariana fue la primera deportista que se contagió de COVID-19 y pese a los complicados síntomas, regresó al alto rendimiento. Foto: Instagram/marianaarceogutierrez1

Su vida transcurre en constante movimiento. La Campeona Panamericana Mariana Arceo, siempre ha llevado una agenda saturada. Despierta antes que salga el sol y duerme hasta que la luna toca el cenit; solo el pentatlón moderno podría llenar la versátil vida de una chica que, antes de brillar entre aguas, pistolas, espadas y caballos, ayudaba a su padre a vender verdura, estudiaba, entrenaba y trabajaba como estilista.

“Trabajaba en el Mercado de Abastos, allá en Jalisco, con mi papá; vendía verduras, su especialidad eran las calabazas y tienes que estar allí para recibir proveedores, surtir, vender; admiro mucho a mi papá: trabajó duro por 37 años y me demostró qué es disciplina, constancia, perseverancia y éxito.

“Me levantaba a las 2:30am para ir al mercado a ayudarlo, después iba a la escuela, luego entrenaba y en las noches maquillaba y peinaba para eventos porque siempre me ha gustado todo lo que tiene que ver con belleza. Estudié estilismo: colorimetría, cortar cabello, técnicas de maquillaje y ya tenía demasiado trabajo, pero yo sabía que el deporte era mi pasión, mi vida y desde entonces busco si hay en mí un límite para seguir mejorando”, comentó la jalisciense.

Hace cinco años, Mariana entrenaba con sus propios medios y su propio entendimiento de una prueba tan diversa como su vida: nadar 200m libres, combates de esgrima con espada, salto ecuestre, además de correr para disparar a una diana y repetir la dosis de carrera-tiro. 

En 2016 estaba por olvidar el pentatlón moderno, cuando una nueva oportunidad llegó a su vida con apoyo técnico y económico: el ex pentatleta Sergio Escalante la convocó a entrenar con él y después el Ejército Mexicano le abrió sus puertas.

“No deserté gracias a que me dieron la oportunidad. El Ejército fue clave en mi éxito. Sabía que tenía mucho talento y podía hacer cosas grandes, pero tenía que centrarme al 100 por ciento y mi Teniente Coronel Leticia Yañez confió en mí y en mis cualidades, pude tener la tranquilidad de no trabajar y enfocarme sólo en el deporte”, agregó Arceo Gutiérrez.

Con dirección técnica y apoyo, Mariana se dedicó integralmente al deporte y en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 ganó oro que además de ser el primero para una mujer mexicana, llegó envuelto en la clasificación olímpica y meses después, logró el oro en relevos en el Campeonato Mundial de Budapest.

Durante la pandemia se dificultaron las posibilidades de salir a hacer preparación en el extranjero, pero Escalante, su propio entrenador, hace esgrima con ella y ahora, rumbo a sus primeros Juegos, Mariana llega con el deseo de escribir más capítulos olímpicos en su vida.

“Tengo muchos planes aun quiero otros Juegos Olímpicos, dos o tres, los que el cuerpo me dé, ir peleando en cada uno más fuerte, voy a disfrutar mucho este que es mi debut y más porque el camino no ha sido fácil”, agregó la deportista de 25 años de edad, que duerme poco pero sueña en grande.

COVID-19: Mariana fue la primera esperanza

Mariana fue la primera sobreviviente a COVID-19 del gremio del deporte mexicano. Se contagió en 2020 en una gira por Europa, estuvo hospitalizada, en proceso de intubación y la enfermedad le dejó secuelas tan severas que debió aprender desde caminar, hasta respirar de nuevo; su supervivencia y su regreso al deporte han sido inspiración para muchos contagiados.

“Fue muy difícil, mi cuerpo terminó muy afectado, pero me inspiró mucho que mi situación pudiera ser un ejemplo para las personas que viven esto y quieren regresar su cuerpo a la normalidad.

“Cuando querían intubarme, todo el pánico que me generó eso no solo por pensar en mi carrera deportiva sino mi vida misma; con el paso de los días en el hospital, ya tenía más ganas de salir y volver a luchar sin desesperarme en los momentos críticos donde tenía que empezar desde cero”, expresó.

La jalisciense permanecía en la Ciudad de México y por no preocupar a su familia, no deseaba explicarles su situación. 

“A veces no nos damos cuenta hasta que estamos al borde de una línea muy peligrosa. Esta pandemia me ha acercado más a mi familia, aunque siempre he sido muy hogareña, pasar esto me hizo muy consciente de no saber si volvería a decirles cuánto los amo”, consideró la pentatleta, quien con ese amor a su familia, a la vida y a su capacidad de regresar de los más grises momentos de su salud, llega a Tokio 2020 por más motivos de orgullo en su hogar.

Logros

Mariana Arceo Gutiérrez nació el 27 de abril de 1994 en Guadalajara, Jalisco. Fue Campeona Panamericana en Lima 2019, y Campeona Mundial en relevos en Budapest 2019; 14 en la Copa del Mundo 2021.

Está escribiendo un libro. Mateo su sobrino es su más grande inspiración, pero admira a su padre, Ramón Arceo. Su película favorita es ‘Spirit’. Es Sargento Segundo en el Ejército Mexicano.

El deporte de Coubertin

El Barón Pierre de Coubertin creó este deporte en base a una historia: un soldado debía entregar un mensaje, pero era capturado y para liberarse, se batía a un duelo de esgrima, después trataban de retenerlo y contenía a su enemigo de un disparo, luego tomaba un caballo para continuar la huida, pero al llegar a un río, cruzaba nadando y al final corría para al fin entregar el mensaje en su frente de guerra; así el pentatlón se conforma de natación, esgrima, salto ecuestre, tiro y carrera.