CHECO PÉREZ

Checo Pérez quiere dejar atrás el descalabro en el GP de Silverstone

El piloto mexicano de Red Bull quiere cumplir con las expectativas y pelear el campeonato

DEPORTES

·
Sergio Pérez aseguró que la relación con su equipo siempre ha sido buena, pues él está dispuesto a aprender de todos. Foto: Reuters

Sergio Pérez quiere dejar atrás el trago amargo que significó el Gran Premio de Silverstone y enfocarse en lo que resta de la temporada de la Fórmula Uno, que tendrá un receso de verano luego de este fin de semana, cuando se realice la competencia en Hungría.

El piloto mexicano calificó como “prometedor” su inicio en la escudería Red Bull, a pesar de las dificultades, y afirmó que fueron los pequeños detalles los que le impidieron estar en el pódium durante las dos carreras en Austria.

“Sin bien esperaba algo más, los resultados hasta ahora son mejores de lo que parece, por eso estoy tranquilo. Fue una carrera mala, para el olvido (la de Silverstone), pero es una de 23, hay que seguir adelante. Hay muchos puntos que rescatar en las primeras 10 carreras, son márgenes muy pequeños y cualquier detalle, el que sea, te sirve para marcar diferencias”.

Checo afirmó que su relación con los miembros de la escudería, como el staff y los ingenieros, es muy buena, hay transparencia y siempre está abierto a aprender.

“Hemos avanzado bastante, el equipo está contento con mi trabajo y yo también con ellos. saben de lo que soy capaz. Y vemos un futuro juntos. (La renovación) creo que será cuestión de tiempo y los dos queremos continuar”, agregó Pérez.

Pese a que se ve entre los tres primeros pilotos de la temporada, asegura que su prioridad es ayudar al equipo a conseguir la mayor cantidad de puntos posibles:

“Obviamente mi objetivo es el título, pero la realidad es que estoy ahora en el quinto lugar del campeonato de pilotos, hay que ayudar al equipo, que está primero en constructores, y que te exige ganar cada semana. Mi reto es adaptarme lo más rápido que se pueda y en eso estamos”, recalcó.

Alabó las cualidades de su coequipero, Max Verstappen, con el que asegura, tiene buena relación: “Es un piloto muy talentoso para su edad, tiene mucho tacto, es muy capaz. Sabe maximizar bien su auto y lo entiende bien”.

Checo Pérez espera que para finales de octubre, cuando se realice el Gran Premio de México, la situación de la pandemia haya mejorado: “será muy especial para mí obtener un buen resultado ese fin de semana y festejar con la gente. Es un punto muy importante para mi carrera trascender en esa competencia”.