Chucky Lozano y el Napoli tienen debut amargo en la Europa League

El club italiano cayó en casa 0-1, con 59 minutos del mexicano en el campo

Chucky Lozano y el Napoli tienen debut amargo en la Europa League
NO ANOTÓ. El jugador tuvo una oportunidad, pero no logró terminar la acción

El mexicano Hirving Lozano jugó 59 minutos en la derrota como local del Napoli 0-1 ante el AZ Alkmaar, en la primera jornada del Grupo F de la Europa League.

El técnico del conjunto italiano, Gennaro Gatusso, volvió a usar el 11 titular que venció al Atalanta 4-0 en la pasada jornada de la Serie A, donde Lozano arrancó en la posición de extremo izquierdo y anotó dos goles.

Sin embargo, durante los primeros minutos, el mexicano no se sintió cómodo, ya que en las jugadas donde tuvo la pelota, le cayeron hasta dos elementos del cuadro holandés, que le cerraron los espacios y lo obligaron a jugar más en el medio del campo.

Tuvo oportunidad de anotar, pero falló

Aún así, Lozano, al minuto 31, tuvo una oportunidad de anotar en un centro por el lado derecho que no remató con comodidad, y en donde se quejó de una posible infracción dentro del área.

Napoli tuvo más posesión de la pelota en ese primer lapso, pero se encontró con una defensiva bien escalonada, que en un par de ocasiones salió en contragolpe y generó peligro. A pesar de ello, al 34, el equipo local tuvo en los botines de Dries Mertens la más clara del partido, al sacar un disparo apenas desviado.

Para el segundo tiempo, el “Chucky” volvió a jugar pegado al costado, y ahí tuvo más participación, ya que pidió más la pelota, se entendió más con sus compañeros y se soltó más ante un rival que siguió priorizando el orden defensivo y el contragolpe.

Fue así como el cuadro visitante sorprendió, y consiguió el 0-1 al 57’, en un centro por derecha de Jonas Svensson que remató Dani de Wit.

Ante la desventaja, Gatusso sacó al 59 a Lozano para meter en punta a Lorenzo Insigne y tratar de presionar aún más a su rival en la búsqueda del empate, pero sus ataques se volvieron monótonos y a pesar de la insistencia, no fueron capaces de penetrar la barrera holandesa.


Compartir