Ignacio Trelles: La violencia brota de la cancha

DEPORTES

·
So?lo hay una forma de mejorar el futbol, acabar con las patadas que degeneran la violencia desde el terreno de juego y pasa al graderi?o, dice a manera de regan?o con su voz rasposa.
Hace nueve meses que cumplio? an?os el hombre que crecio? con el Siglo XX y que se animo? a renacer con el XXI. A tres meses de sumar 101 veranos, Ignacio Trelles accede ofrecer la que e?l llama “la u?ltima” entrevista. Y de paso, ofrece sin reserva su ma?s reciente leccio?n para acabar con la enfermedad de su gran amor. No es que quiera despedirse, aclara. De hecho, no tiene au?n planes de irse a ningu?n lado. So?lo que ya no quiere ma?s que disfrutar con tranquilidad de su familia y del futbol por la TV. Porque lo u?nico que le preocupa es lo negativo que origina.
“El futbol de hoy no esta? como debe. Hay muchas faltas que luego acaban por llegar a las tribunas y, de ahi?, a la calle. Eso no esta? bien. Es una la?stima porque los jugadores profesionales tienen la capacidad para actuar con fuerza y velocidad, pero tambie?n con limpieza”, comenta mientras se dilatan sus pupilas.
“Antes no habi?a tanta violencia. Siempre existi?an hasta cuatro jugadores de mala leche por equipo, ¡pero no los once!”, carraspea y se acomoda el cuello de su polo. “Es increi?ble, en cualquier jugada a balo?n parado aprovechan para pegarse. Es pe?simo y se ve horrible. No se? a que se deba. La educacio?n debe ser mejor ahora por la tecnologi?a, pero no pasa asi?. No creo que sea por influencias de otros pai?ses. Esto se genera por los mismos mexicanos. “Una cosa es jugar fuerte y otra con violencia o mala intencio?n, que es lo que echa a perder todo”.
Don Nacho deja el apoyo de la andadera que le ayuda a reforzar sus pasos complicados por su averiada rodilla derecha. Camina asi? por toda su casa, sin ningu?n otro apoyo ma?s que el de su eterna conviccio?n. -Hace an?os, el cliche? popular pregonaba que el futbol era so?lo de hombres... -“Si?, pero de hombres civilizados”, responde, y alza el i?ndice de su diestra. ¿Que? opina del grito “Eeeeh puto” que al parecer llego? para quedarse en el graderi?o? Extiende su pierna mala sobre el mullido sofa? y gira la cabeza de un lado a otro. “Es pe?simo. Muchos aspectos de la vida en Me?xico se han degenerado. Sobre todo en los hombres, con muchas groseri?as y burlas. Eso no sucedi?a en mi e?poca. Claro que siempre ha habido gritos e insultos pero asi? no. La violencia no debe estar en ninguna parte. “Es un asunto de educacio?n pero tambie?n de carin?o de los padres de familia para explicar a sus hijos desde nin?os y que esto no siga su curso. Evitar la violencia es un trabajo de todos”. Suspira.
Escuela sin arrogancia Los grandes maestros dejan un legado en seguidores que continu?an sus doctrinas. Ignacio Trelles ensen?o? a te?cnicos que dirigieron a la Seleccio?n Mexicana, como Manuel Lapuente, Enrique Meza y Luis Fernando Tena. El hombre que hiciera de la boina un estigma del gran estratega dice que no se cree su mentor. "No me he dado cuenta de eso.No se? si soy maestro, pero considero que tengo el suficiente conocimiento en materia de futbol, de lo que pasa dentro y fuera de e?l”.
¿Cree que dejo? escuela? “Creo que si?, pero no por como me ex- preso sino como se van dando las co- sas. El futbol tiene muchas variantes”. ¿Quie?n fue su maestro? “Realmente nadie. Desde muy nin?o mi papa? me llevaba a ver el futbol. Pero he aprendido de mucha gente. ¿Que? opina de te?rminos como lavolpismo o lapuentismo? “No tienen razo?n de ser, porque en primer lugar parece que aplica a una sola persona y son muchos los te?cnicos que han dejado algo”. Entonces, tampoco le gustari?a que se hablara de un trellismo... “Menos me gustari?a, porque sabri?a que mucha gente hablari?a mal de eso ?, manifiesta y guin?a el ojo.
POR HE?CTOR QUISPE META@HERALDODEMEXICO.COM.MX