Mujer al borde del tiempo: una novela sobre distopías feministas | Reseña

Por fin llega a México “Mujer al borde del tiempo” de Marge Piercy. Si las novelas distópicas son lo tuyo, no te la puedes perder

Mujer al borde del tiempo: una novela sobre distopías feministas | Reseña

A finales del 2020 por fin llegó a México la traducción al español de “Mujer al borde del tiempo”, novela feminista de la estadounidense Marge Piercy, escrita originalmente en 1976. La editorial española Consonni se encargó de crear la colección “El origen del mundo” que trae a la luz “literatura que especula, ficciona y disecciona realidades”. Ahora, 45 años después de su publicación, ¿qué hace tan especial esta novela?, ¿por qué vale la pena retomarla?

Una mujer chicana de nombre Connie Ramos es recluida injustamente en un opresivo sanatorio psiquiátrico en Nueva York. Las autoridades la consideran un peligro para ella misma y para la sociedad. Pero Connie tiene un secreto, una forma de escapar de su encierro: ella puede viajar al futuro. Con esta premisa inicia el texto que a lo largo de casi 500 páginas plantea una visión transformadora de dos futuros posibles: en el primero pondera la equidad racial y sexual, al igual que la dignidad medioambiental.

Foto: Especial

El don en ese nuevo panorama aparentemente perfecto está en crecer, cuidar, conectar y cooperar para mantener el equilibrio. Connie es guiada por el misterioso personaje Luciente, quien le muestra Mattapoisett, el nuevo mundo, aquel que ella quería y deseaba. Ahí ya no hay desigualdad, consumismo, sobrepoblación, cosificación de la mujer ni mercantilización de ningún tipo. “La era de la Avaricia y el desperdicio” —como la llama Luciente— ha desaparecido para siempre.

Por supuesto, las visiones de Connie no terminan ahí, pues aún le queda otro futuro que visitar, uno menos amable y armonioso, pero mucho más posible: el una sociedad grotesca en el que las fronteras entre personas y mercancías han quedado borradas; ahí las mujeres son mercantilizadas, genéticamente modificadas e impotentes. Connie luchará para que ese escenario nunca llegue.

Las utopías, dice Piercy, nacen del hambre de algo mejor, por eso, no es casualidad que este tipo de novelas proliferaran en la década de los setenta, una época de lucha, de reconquista de espacios a través de movimientos sociales —como el feminista—. Cada línea escrita en “Mujer al borde del tiempo” apuesta por activar en las mentes de los lectores un futuro posible, uno diferente, en el que las injusticias no tengan lugar.

El mundo en esos años estaba terminándose con tantas guerras, por eso tenía que ser sustituido; había que trazar e imaginar mejores sociedades, con armonías sincrónicas en las que el anarquismo humanista tuviera presencia. De eso trata “Mujer al borde del tiempo”, de nuevos deseos y esperanzas que cuestionan el mundo actual y juegan con nuevos panoramas.

Esta edición cuenta con algunas notas de Helen Torres, la encargada de la traducción, quien aclara que en Mattapoisett no existe el género y, por lo tanto, los habitantes no usan palabras —ni ropas— que distingan un binarismo. Los pronombres que lo tienen fueron sustituidos al español por “persona” o “per”. 

También explica que el lenguaje de los personajes latinos, negros y del futuro, es una mezcla de español, inglés y latino; mientras, los blancos hablan “español del Reino de España”. Esta distinción resulta bastante efectiva para expresar el distanciamiento entre los grupos sociales que se muestra en la novela y para dejar en claro que el futuro que imagina Piercy también cuestiona aspectos básicos como el uso del lenguaje.

Nos encontramos ante una obra feminista imprescindible porque a pesar de haber transcurrido 45 años desde su publicación, sigue más vigente que nunca. El poderoso deseo de que el mundo injusto cambie, sigue hasta nuestros días. “Mujer al borde del tiempo” permite ver en qué hemos avanzado como sociedad y lo mucho que aún queda por hacer.

¿Quién es Marge Piercy?

Aunque su obra es menos conocida que la de otras autoras de ciencia ficción, Marge Piercy es considerada una de las grandes de la literatura de ese género. Además de ser autora de 17 novelas, ha escrito poesía, ensayo, cuento y teatro. Su trabajo ha sido traducido a 19 idiomas y ha recibido numerosas distinciones, entre las que se encuentran el premio de poesía Golden Rose y el premio de ciencia ficción Arthur C. Clarke

Piercy es activista social, voz clave del feminismo en el movimiento New Left de los años sesenta y setenta, y miembro de la organización no gubernamental Women's Institute for Freedom of the Press desde 1977. Ha participado en gran parte de las batallas políticas progresistas más importantes de nuestro tiempo, incluyendo el movimiento contra la guerra de Vietnam y el movimiento feminista.

Foto: Especial

Por Aranza Bustamante



 


Compartir