Conoce la historia de Teresa González, primera mexicana en la Academia Ernst Busch

Teresa González fue seleccionada entre más de mil postulantes para estudiar una maestría de actuación en la Academia de Arte Teatral Ernst Busch, en Alemania

Conoce la historia de Teresa González, primera mexicana en la Academia Ernst Busch

Todo nació cuando Teresa González vio una obra de teatro alemán que la dejó impactada; primero estudió literatura dramática y teatro en la Facultad de Filosofía y Letras, de la Unam, y después, decidió encaminarse a la actuación en la Escuela Nacional de Arte Teatral (Enat), del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal).

“Desde pequeña supe que quería dedicarme a la actuación y puedo decir que ese sueño se está logrando gracias a la Enat, lugar en el que considero he pasado la etapa más bonita de mi vida”, contó Teresa González.

Tras dos años de estudiar actuación en la Enat, la joven originaria de la Ciudad de México decidió que era momento de probarse a sí misma y decidió audicionar en la Academia de Arte Teatral Ernst Busch, primer Conservatorio Nacional de Actuación de Alemania, construido en 1905.

[nota_relacionada id=1083661]

“Para cuando le conté a algunas personas lo que haría, habían pasado algunos años, yo por fin me sentía preparada, pues además de dedicarme a estudiar actuación me había dedicado a aprender alemán, tanto, que alcancé el nivel más alto del idioma en dos años”, dijo.

Antes de presentar su audición en febrero de este año, Teresa había escuchado algunos comentarios como que para entra a la Academia de Arte Teatral Ernst Busch “uno se inscribe y hace por lo menos 17 audiciones”, sin embargo, pare ese momento Teresa ya se había preparado durante mucho tiempo y sentía confianza.

“Estaba consiente de que todo podía pasar pero me sentía segura porque me había preparado mucho, así que cuando estuve en el escenario sentí mucha paz”, contó González.

Para la audición, Teresa presentó dos monólogos, en uno interpretó a Adela, personaje de “La casa de Bernarda Alba”, obra del dramaturgo español Federico García Lorca, y en el otro, a April, personaje de “Solo un sueño”, película de Sam Mendes que interpretan Kate Winslet y Leonardo DiCaprio.

Para finalizar cantó “Rata de dos patas”, de la cantante mexicana Paquita la del Barrio, melodía que con partes en alemán y en español logró sacarle una sonrisa a quienes estaban presentes.

[nota_relacionada id= 1079423]

“Una vez terminadas las audiciones decidieron llamarnos por separado, a mi me llevaron a una lado y a otros los llevaban a otro, sin saber que pensar en ese instante, de pronto me dieron la noticia de que había quedado seleccionada para estudiar en la Academia de Arte Teatral Ernst Busch”, explicó la actriz.

Teresa González es una joven que admira la historia, el trabajo, la persona y los logros de Elisa Carrillo e Isaac Hernández, dos grandes exponentes mexicanos de la danza en el mundo, por quienes se sintió inspirada.

“Quiero que las personas en el mundo se den cuenta que los mexicanos somos cultura y arte, que lo que se hace en México es tan especial e inigualable que no se puede encontrar en ninguna otra parte… quiero poner el nombre de mi país en alto”, finalizó.

La actriz mexicana también encontró la inspiración en su abuela Teresa del Conde, quien fuera directora del Museo de Arte Moderno entre 1990 y 2001, además de ser considerada una importante historiadora y crítica de arte en México, junto con Raquel Tibol y Jorge Alberto Manrique.

Por otra parte, Teresa González señala que para lograr este sueño ha sido vital el apoyo de su familia y de la Enat, escuela y profesores a los que agradece infinitamente el apoyo y la formación, sin embargo, al igual que muchos jóvenes que son seleccionados en instituciones en el extranjero, se encuentra buscando financiamiento para sus estudios y poder asistir los cuatro años a la academia de actuación en Berlín, Alemania.

Por Azaneth Cruz

psc


Compartir