Arturo Chacón: De Operalia para el mundo

Arturo Chacón: De Operalia para el mundo
Nació en Sonora y desde pequeño, Arturo Chacón desarrolló un gusto por el canto y por tocar el piano. En su juventud, se desvelaba desde el miércoles hasta el sábado para cantar rancheras acompañado de mariachi. Es considerado un exitoso tenor, que se ha presentado en los mejores teatros del mundo y que ahora vuelve a México para estar hoy en el Festival Revueltas en Durango, al lado del que ha sido su mentor, el maestro Plácido Domingo. SUS INICIOS Empezó hace 18 años, cuando su madre lo inscribió a clases de ópera. Arturo asistió por obligación, pero desde la primera vez que fue con su maestra de canto, se dio cuenta del talento que tenía. Le gustó la ópera. En el año 2000 viajó a la Ciudad de México para presentarse en el Palacio de Bellas Artes, donde Plácido Domingo lo escuchó durante un ensayo y lo llamó a su camerino. “Recuerdo perfecto que estaba el entonces presidente Ernesto Zedillo hablando con el maestro, y después entré yo”, dijo Chacón visiblemente emocionado al traer a la mente esos recuerdos. “Me dijo que estaba cantando como barítono, que él había comenzado así, pero que yo podría llegar a ser un tenor”, mencionó. Arturo viajó a Boston para prepararse para ser un tenor, como Domingo se lo había pedido. Cinco años después entró al concurso de Operalia y ganó. Ahí comenzó todo. Viajó a Washington, a Los Angeles y a otros países. Ese premio fue su boleto de entrada para presentarse en los mejores teatros del mundo junto el tenor español. EL ÉXITO ROTUNDO Desde ese momento, no ha parado de viajar, presentándose en más de 20 países, pero ahora no está solo, pues lo acompañan su esposa, Venetia-Maria Stelliou, quien también es cantante, y su hijo de siete años, que ya canta ópera. “Se aprende mis diálogos”, explicó. Su hijo habla griego, español, inglés y francés. “Yo salí de Sonora con más edad. Mi hijo en cambio es ciudadano del mundo, sabe hablar varios idiomas y se entiende con niños de otros países”. Sin embargo, Chacón eligió la ciudad de Miami para radicar con su familia. “Es lo más cerca de todos los lugares en los que me presento: Europa, México y EU”. ¿Qué aprendiste de los países en los que has vivido? Mucho. Los contratos de ópera duran aproximadamente un mes, por lo que la convivencia con los actores es constante. Por ejemplo, si juntáramos todas las veces que he ido a Moscú, te podría decir que he pasado casi un año de mi vida ahí. Arturo se pone feliz cada vez que habla de su hijo, de su esposa, de sus padres y de su mentor, Plácido Domingo, con quien tiene una relación muy cercana. “Todos ellos han sido pieza clave en mi vida y en mi carrera”. También considera que su profesión requiere muchos sacrificios, por la gran cantidad de tiempo que está lejos de su familia, viajando, preparándose y cuidando la voz. DE REGRESO A MÉXICO Después de tantos triunfos y éxitos, Arturo regresa a México, donde se siente en casa, para presentarse en el icónico Festival Revueltas en Durango, en los Jardines del Centro Cultural y de Convenciones Bicentenario. “Me parece muy importante regresar a mi país cuando paso tanto tiempo en el extranjero. Es importante poner el nombre de México en alto, ya que muchas veces las noticias que ven de nosotros son negativas”.
  • 50 papeles ha interpretado a lo largo de su carrera.
  • 20 países ha visitado con sus presentaciones.
  • 2005 año en que ganó Operalia.
SUS PERSONAJES MÁS SIGNIFICATIVOS:
  • Su debut fue en el papel de Gabriele Adorno en Simon Boccanegra, de Verdi, en la Ópera de Göteborg.
  • Interpretó al Duque en Rigoletto, en el Festival de Aix en Provence.
  • Alfredo Vermont fue otro de sus personajes, en La Traviata en Los Angeles.
LA VIDA DE UN TENOR:
  • “Hay que ser disciplinado en todo momento”, mencionó Chacón.
  • Es necesario hidratarse todo el tiempo.
  • Mucho entrenamiento para no afectar las cuerdas vocales.
  Por MARÍA DEL MAR BARRIENTOS

Compartir