Regresa 'El Caballito' restaurado a la Plaza Tolsá

CULTURA

·
Luego de tres años y nueve meses de haber sido dañada, a casi un año de haber iniciado los trabajos para su restauración integral, y con una inversión de 7.1 millones de pesos, hoy se develó la escultura Ecuestre de Carlos IV, conocida como “El Caballito”, de Manuel Tolsá, en la plaza que lleva su nombre, ubicada en el primer cuadro de esta capital. [caption id="attachment_39902" align="aligncenter" width="700"] FOTO CUARTOSCURO[/caption] La Secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, encabezaron la ceremonia protocolaria en el Museo Nacional de Arte, donde coincidieron en que "es un gran día para la Ciudad de México y para los mexicanos, que vemos cabalgando nuevamente nuestro caballito”.

Fue en julio de 2016 cuando un equipo de expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició la valoración de la obra dañada en 2013 luego de que se utilizaran ácidos para limpiarla afectándola de manera irreversible.

La funcionaria recordó que Alexander von Humboldt, viajero incansable y científico ilustre, presenció el 9 de diciembre de 1803 la inauguración de la escultura Ecuestre de Carlos IV en la plaza mayor de la Ciudad de México y la comparó con la estatua de Marco Aurelio en la ciudad de Roma.
Así comenzó la historia de la escultura, que según las crónicas fue realizada teniendo como modelo a un caballo poblano llamado Tambor. Ahora, más de 200 años después nos reúne aquí la conclusión de trabajos que restauradores, arquitectos, antropólogos, químicos y especialistas realizaron a la escultura”, expresó García Cepeda.
Los trabajos de restauración integral se realizaron en dos etapas, la primera encaminada al desarrollo de la investigación histórica, los estudios de diagnóstico y generar el proyecto ejecutivo de conservación y restauración. La segunda etapa fue un ejemplo de labor interdisciplinaria y destaca el importante hallazgo de que la superficie de la escultura estuvo recubierta desde que fue creada con pintura verde marrón y técnica al óleo. El color verde coincide con lo que documentó Humboldt. Apuntó que hoy es posible apreciar “El Caballito” en todo su esplendor, como emblema y orgullo de la ciudad por más de 200 años.
Un monumento que es parte de la vida de la Ciudad de México, que está en múltiples registros pictóricos y fotográficos que nos miran desde el amanecer del siglo XIX y ha sido testigo de la historia del país”.
En su oportunidad, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, mencionó que de nueva cuenta y gracias al trabajo coordinado la figura ecuestre de Carlos IV estará dando la belleza en una plaza que será un espacio de muy alta convocatoria de nueva cuenta. “Esta restauración precisa datos importantes y nos deja claro que hay que trabajar de la mano, que hay que ir en un acompañamiento con profesionales en cada una de nuestras intervenciones”, sostuvo el funcionario.

Termina restauración de “El Caballito”

Adelantó que actualmente trabajan en lo que será una nueva forma de contemplar el Templo Mayor de la Ciudad de México y en breve informarán al respecto; así como otros trabajos de restauración en esculturas ubicadas en Paseo de la Reforma. “Esta figura ecuestre vuelve a dar realce a la historia y el rescate de nuestra historia, de lo que somos y de nuestro origen, lo que representa esta ciudad desde el punto de vista cultural”, expresó Mancera, quien añadió que ahora tienen proyectado iluminar la Plaza Tolsá, para poder admirar la escultura de día y noche.   POR NOTIMEX