Poder latino, clave

El voto y presencia de esta minoría es un motor económico para la Unión Americana

Poder latino, clave
El voto latino en Florida será determinate para las aspiraciones presidenciales del demócrata Joe Biden. Foto: AFP.

Si la minoría latina en Estados Unidos –clave en las elecciones del 3 de noviembre– fuera un país independiente, en 2018 hubiera sido la octava economía del mundo por su tamaño, superior a Italia, Brasil, España o México. Hoy su participación fortalece la recuperación de la pandemia de COVID-19.

Un reporte elaborado por agrupaciones encabezadas por el Center for Economic Research and Forecasting de la Universidad Luterana de California, señala que el Producto Interno Bruto (PIB) de los latinos en EU fue de 2.6 billones (millones de millones) de dólares en 2018, frente a 2.3 billones en 2017 y 1.7 billones en 2010. 

Examina también el impacto en las remesas hacia México. "Los valores de las familias latinas no se detienen por pandemias ni por ninguna otra cosa", puntualizó. 

Según el documento, "es más notable por su extraordinaria tasa de crecimiento". La minoría hispana, que se estima en 60 millones de personas, es uno de los grupos de población de mayor y más rápido crecimiento demográfico. 

Aunque son sólo 18.3% de la población de EU, los latinos representan 78% del crecimiento de la fuerza laboral estadounidense desde la Gran Recesión y brindan "un impacto demográfico grande y positivo, a través de la incorporación de trabajadores y la formación de hogares". 

El número de hogares latinos creció 23.2% entre 2010 y 2018, mientras que el número de hogares no latinos creció solo 3.8 por ciento. 

En ese marco, anota también que según "evidencia temprana" de la recesión provocada por el coronavirus de 2020, "los latinos serán un motor de la recuperación económica" estadounidense.

De acuerdo con el texto, entre los 10 PIB más grandes del mundo en 2018, el latino fue el de más rápido crecimiento, al hacerlo a un ritmo 21% más velozmente que India y 30% más rápido que el de China. El primer impulsor del rápido crecimiento del PIB latino desde 2010 es el consumo personal.

El texto hizo notar que muchos analistas predijeron que los envíos de dinero prácticamente cesarían con el choque de marzo de 2020, cuando se declaró la pandemia de COVID-19, en realidad "ocurrió lo contrario". En marzo de 2020, las remesas a México aumentaron a más de cuatro mil millones de dólares, "el nivel más elevado en más de 25 años", y desde entonces se han mantenido en el nivel más alto en ese tiempo. 

Por JOSÉ CARRREÑO FIGUERAS
rcb


Compartir