Ministro de Luxemburgo convoca a senadores a abogar por la diversidad

Xavier Bettel pidió legislar para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo y el aborto

Xavier Bettel acudió al Senado esta tarde.
FOTO: ARCHIVO/ CUARTOSCURO
Xavier Bettel acudió al Senado esta tarde. FOTO: ARCHIVO/ CUARTOSCURO

En un hecho insólito, el Senado mexicano fue convocado por un jefe de Estado europeo a respetar la diversidad y legislar para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo y el aborto, temas que han causado polémica en la Cámara Alta.

La invitación vino del primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, quien desde hace tres años se convirtió en el primer líder de un miembro de la Unión Europea en casarse con una persona del mismo sexo.

La diversidad es coloreada, es alegre, la diversidad es pura alegría, la diversidad es riqueza y es nuestro patrimonio cultural, lingüístico, culinario o económico, religioso, sexual o político, eso es el pasword de una sociedad y esa diversidad es nuestra riqueza, así que seamos diferentes, pero con el respeto unos para otros, indicó en su discurso desde la tribuna.

Los legisladores escucharon atentos, algunos, en señal de apoyo, interrumpían el discurso del primer ministro y otros, incómodos, sólo escuchaban.

Durante su visita al Senado y a poco más de un mes de que en este recinto se protagonizó una discusión por la marea verde en favor del aborto, y donde la senadora de Morena Lilly Telléz advirtió que presentará una iniciativa en contra de este, Bettel refirió que el Estado debe garantizar esta elección que solo pertenece a las mujeres, incluso, recordó que en su país tuvo que impulsar cambios a la constitución en favor de las mujeres.

¿Por qué una mujer debería explicar la decisión más difícil que debe tomar a un desconocido para justificar su elección? Hemos cambiado la ley, por lo tanto.

Esta elección pertenece a la mujer, que debe discutir esto con su esposo, pero es una elección personal y no es el Estado, el gobierno, quien debe decir de qué manera la gente debe vivir, agregó.

Sobre los matrimonios igualitarios, Bettel recordó su experiencia cuando decidió declararse abiertamente homosexual.

Tuve miedo de hablar de eso, ¿cómo va a reaccionar la familia, mis papás, mis amigos si soy gay? tuve que aceptarme. Y eso significa que la homosexualidad no es una elección, (pero) la homofobia sí es una elección, expresó.

Aunque el político reconoció que en la Ciudad de México es legal, recordó que hay mucho trabajo que hacer todavía.

Como Senadores están ahí para ver la realidad, que vean que las sociedades son más avanzadas de lo que creen y para decirles que la homosexualidad no es una elección, quiero decir que hay que aceptarse a sí mismo, refirió.

El mensaje lo da un día después de haberse reunido con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien hasta el momento ha evitado dar un posicionamiento claro sobre el aborto y el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Incluso, el primer ministro del país ubicado entre Bélgica, Francia y Alemania, detalló que durante el encuentro con López Obrador le pidió combatir la corrupción y reseñó: es como un corsario, si no lo mata desde el principio y el cáncer que representa la corrupción va a ganar.

Un país donde el dinero decide quién tiene el poder y quien tendrá el contrato no es una democracia y debo animar a su Presidente a luchar contra la corrupción.

POR RICARDO ORTIZ E IVÁN RAMÍREZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
UncategorizedOriginalmente se le
conocía como Paseo de
la Emperatriz, después
tomó el nombre de
Paseo Degollado. Foto: Cortesía

Reforma: Entre rascacielos