Derrumbe presidencial

Estamos apenas en el principio de la epidemia del coronavirus y de la severa crisis economía que se dará como consecuencia de la parálisis de gran parte de la actividad económica.
Mientras el presidente está muy optimista, convencido que la? epidemia no va a llegar a los niveles que se están dando en otros países y que la crisis económica no será tan profunda, todos los analistas, inclusive los funcionarios de la secretaria de hacienda, pronostican un segundo trimestre con una caída de la actividad económica superior al 20%.
El presidente está convencido de su estrategia y cree que con ella Mexico está poniendo un ejemplo a nivel internacional de cómo enfrentar una crisis económica de esta magnitud. No puede reconocer que la estrategia que propone es más de lo mismo, que provocó el año pasado una disminución del 0.1 del PIB y una severa caída en la creación de empleos.
Lo que propone ahora es repartir más dinero entre los pobres y los micro empresarios, programas que están bien, pero que no compensan el impacto que tendrá la parálisis económica.
La caída que se espera en los ingresos públicos es superior a los 800,000 millones de pesos, como resultado de una menor recaudación, bajos precios del petróleo y aumento en el servicio de la deuda y piensa compensarlos con 150,000 que darán los fideicomisos y 130,000 del fondo de contingencias, o sea el presupuesto del gobierno será mucho menor que el programado inicialmente para este año y contribuirá a profundizar la recesión económica, en lugar de aminorarla con un presupuesto contracíclico con un gasto y una inversión mayor.
Por más cálculos que haga el presidente las cifras no cuadran, no puede hablarse de un programa para reactivar la economía cuando va a gastar menos que lo que se tenía programado, de por si, con el presupuesto original los analistas económicos ya preveían para este año, antes de la crisis del coronavirus, una caída del PIB de entre el 1 y 2%.
López Obrador habla mucho del presidente Roosevelt, pero este después de la crisis del 29, propuso un presupuesto expansivo a través de endeudamiento, como lo están haciendo actualmente todos los demás gobiernos del mundo ante la crisis económica que se avecina, y no un presupuesto conservador como el que está proponiendo el gobierno.
Si a esto le sumamos la falta de apoyo al sector privado para diferir, no cancelar, el pago de impuestos y las cuotas del IMSS, la caída de la economía durante este año será del orden del 8% con una pérdida de más de 2 millones de empleos formales durante este trimestre.
En mi colaboración de la semana pasada, señalé que el presidente no puede con el paquete, hoy más que nunca es evidente que no tenemos el presidente que necesita el país en este momento.
Lopez obrador dice que el modelo neoliberal se esta derrumbando con la crisis del coronavirus, se equivoca, lo que se esta derrumbando con la crisis, es su gobierno.

[nota_relacionada id=957334 ] 

POR DEMETRIO SODI
COLABORADOR
@DEMETRIOSODI

lctl


Compartir