Compactos pero poderosos: Peugeot 208 y Peugeot 301