Turismo oscuro, ¿interés histórico o morbo cultural?

La nueva tendencia de visitar lugares que han visto grandes tragedias históricas están en auge

narcoturismo-en-colombia
Tour por las casas del narcotraficante Pablo Escobar. Foto: tomada de medio local (El Confidencial)

A lo largo de los años el turismo ha sido y sigue siendo una fuente de ingresos con gran peso en todos los países del mundo, pero qué pasa cuándo los turistas tienen un interés por lugares donde han ocurrido tragedias históricas y están dispuestos a pagar grandes sumas por visitar estos lugares?

Existe una delgada línea entre conocer la historia de los lugares que han visto muerte, destrucción o catástrofes y el morbo por saber cómo ocurrieron estos hechos y estar parado en el lugar donde se suscitaron.

Aunque suene un poco macabro, existen tours donde se consumaron actos históricos y memoriales de un cumulo de personas que pasaron horas, días o años de agonía, tal es el caso del famoso Tour de Chernobyl, la excursión al campo de concentración de Sachsenhausen o los llamados narco-tours en Mazatlán.

El término Turismo Oscuro fue escuchado por primera vez en 1996 por los profesores John Lennon y Malcolm Foley, esto con el fin de segmentar a los visitantes que gustan pasear por zonas turísticas relacionadas con lugares de sufrimiento, violencia, esclavismo, entre otras cosas.

En su mayoría memoriales, campos de exterminio, lugares de narco-cultura, ente otros, han servido para informar a la población sobre sucesos que pasaron a la historia y documentar las consecuencias de ciertos actos, sin embargo, este tipo de turismo atrae a fanáticos de sucesos dramáticos.

Expertos han señalado que la atracción a estos lugares lúgubres se debe a qué buscamos una autenticidad en nuestros viajes y caemos en el Turismo Oscuro.

Así visitantes pueden acudir a lugares relativamente peligrosos en un entorno seguro.

Esto permite a los turistas vivir en un tiempo corto una experiencia estimulante en lugares históricos. 

Se cree que al rededor del mundo hay poco más de 800 sitios que ofrecen este tipo de aventuras.

En México existen estos tours que día a día van en aumento: 

  • Tour por casas del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, en Mazatlán
  • Plaza de las Tres Culturas, tour y explicación por la explanada en donde cientos de estudiantes fueron masacrados.
  • Tepitour, un viaje en las entrañas de uno de los barrios más peligrosos de la Ciudad de México.
  • Caminata nocturna por la frontera, en donde visitantes simulan ser migrantes que buscan cruzar a Estados Unidos.

Por Alby García
[email protected]

¿Te gustó este contenido?