Acapulco y Nuevo Vallarta, favoritos

La misma mejora se constató en Acapulco, dónde con tres puntos de ocupación hotelera más, se alcanzó un lleno promedio de 93.6 por ciento

Cabe destacar que para este periodo de asueto, se estimó un mayor crecimiento de viajeros. Foto: Especial
Cabe destacar que para este periodo de asueto, se estimó un mayor crecimiento de viajeros. Foto: Especial

En esta Semana Santa, Nuevo Vallarta, en Nayarit, y Acapulco, Guerrero, son los destinos que más crecieron.

Datos de la Secretaría de Turismo (Sectur), compartidos por el titular Miguel Torruco Marqués, señalan que Nuevo Vallarta alcanzó una ocupación de 94.5 por ciento, casi tres puntos más que el año pasado.

La misma mejora se constató en Acapulco, dónde con tres puntos de ocupación hotelera más, se alcanzó un lleno promedio de 93.6 por ciento.

La gente salió más a lo cercano y en coche, no utilizó tanto el avión porque para la familia es más caro ahora, dijo Rafael García, presidente de la comisión de Honor de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM).

Por otro lado, estos datos preliminares, logran constatar ligeras disminuciones en Puerto Vallarta al pasar su ocupación de 92.1 a 91.4 por ciento, pero cabe aclarar que en parte se debe a que la oferta de habitaciones creció 2.1 por ciento.

Por otro lado, Cabo San Lucas bajó de 87.9 a 87.5 su ocupación en esta Semana Santa, y su oferta quedó igual, según los datos de Sectur.

 

Aunque Puerto Vallarta está cerca de Guadalajara es un gran destino de playa para todo el país, entonces el efecto de los vuelos desde el extranjero pudo haber influido un poco. Con Los Cabos, algo parecido. Ahí sí todo es por avión y además es la hotelería más elite que hay en México, pudo haber afectado, pero son ocupaciones altas, destacó.

 

La Riviera Maya y Cancún también observaron una ligera contracción de 88.7 a 87.6 y de 87 a 86.3 por ciento, de forma respectiva.

El mayor destino de sol y playa de México y de América Latina vio ocupaciones altas aún las ligeras disminuciones.

Estos datos divididos arrojarían en números totales el mismo volúmen de turismo que en la Semana Santa del año pasado, la cual fue récord e histórica.

En 2018, la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo apuntaba a una derrama económica en el país de 53 mil millones de pesos.

Para este año diferentes agrupaciones esperan un alza de 3.2 por ciento en el turismo de Semana Santa, lo cual podría darse con aumentos de gasto promedio de viajeros.

Además, cabe destacar que para este periodo de asueto, se estimó un mayor crecimiento de viajeros nacionales que el de internacionales.

Jorge Hernández, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes, apuntó en una entrevista previa a la Semana Santa, que los crecimientos observados para este período están fundamentados en parte a que aún hubo ventas promocionadas con recursos federales del año pasado.

La preocupación de los empresarios ahora para las vacaciones de Verano.

 

Por EVERARDO MARTÍNEZ

¿Te gustó este contenido?