Todos hablan de Ricardo Seco

En exclusiva para el Heraldo de México, el diseñador confiesa que no busca ser un héroe local

Todos hablan de Ricardo Seco

Ricardo Seco está en la cima, y no es un decir. Presentó su colección Alebrijes Dreamers en el New York Fashion Week, es la doceava dentro de esa plataforma. Originario de Torreón, Coahuila, lanzó su primera colección en la Ciudad de México en 2002, pero pronto fijó la mirada en la ciudad de Nueva York. Hace 12 colecciones que llegué aquí. El camino no ha sido fácil, pero tampoco lo fue en México. Ahora estoy en el lugar donde la industria de la moda se me mueve como lo que es, un negocio que sabe que detrás hay pasión y trabajo honesto.

Para muchos diseñadores presentar en Nueva York es un sueño. ¿Te sigue emocionando?

He tenido momentos difíciles, pero siempre consciente de que hacer lo que quieres tiene un precio. A veces tienes que luchar contra gente que no cree en ti o que te quiere manipular. Sin embargo, nunca he sido un diseñador pasivo y siempre me defiendo de lo que no me parece. No sigo reglas, sigo mis sentimientos, y los acompaño sólo con la gente que yo escojo. ¡Aprendí rápido!

Un entusiasta promotor de la identidad mexicana en la moda, Ricardo Seco ha encontrado la manera de comunicar los temas que le interesan del acontecer mundial, pero en los últimos años ha puesto especial énfasis en temas sociales, como la migración. Su nueva colección, Alebrijes Dreamers, replantea el concepto del sueño americano: Es una colección muy divertida, para hombre y para mujer. Es urbana y sofisticada, con colorido, mezclas y texturas. Verás al Dreamer representado en un alebrije. En las nuevas prendas volvemos a apreciar las consignas políticas que han caracterizado el trabajo más reciente del diseñador. Esta vez se refieren al DACA. Siempre he dicho lo que he querido, en México y en Nueva York. Es por eso que tal vez no encajo en algunas cosas o eventos. Creo que en la moda tu peor enemigo es el ego.

Siempre has integrado elementos mexicanos, ¿qué le dirías a las nuevas generaciones de diseñadores que buscan esa identidad?

Yo no puedo esconder de dónde vengo, siempre sale a mi manera. Una mezcla de tradición con innovación. México siempre está presente. No busco ser un héroe local, mis sueños son grandes y quiero seguir soñando. Hay mucha gente de moda en México muy buena, pero hay otra que más que sumar, resta. Hoy por hoy me enfoco en lo que es mi pasión. Soy feliz de decir que yo soy México, con mi trabajo. Vivo en el momento y disfruto que le vaya bien a la gente.

Algunas prendas de su anterior colección, Juntos/Together, brillaron recientemente en la alfombra roja de los Grammys, pues el rapero Swizz Beatz las usó en compañía de su esposa, la cantante Alicia Keys. Este acontecimiento puso al mundo de la moda en alerta. Yo no sabía quién era Swizz Beatz, pero un día compró un abrigo y lo subió a sus redes sociales. Así empezó nuestra amistad, intercambiando ideas, pero sobre todo respeto en el área creativa. Swizz ha sido el cliente más generoso, el que sabe que cuando quieres moda, hay que pagarla. En la moda tenemos que vender, y él es un artista consciente del valor creativo.

¿Alicia Keys también se ha interesado en tus prendas?

Aunque no me creas, yo no sabía quién era su esposa (ríe). Pero también le interesó otra pieza. Lo de los Grammys fue lo que menos me imaginé. Él ya tenía los abrigos y ese día me mandó un mensaje diciendo que no podía esperar para ver la nueva colección. Vaya sorpresa cuando a las dos horas recibí otro mensaje, diciendo que Beyoncé quería pedirme unas cosas. ¿Quién hace esto? Sólo los grandes.

Por Carlos Celis

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
TendenciasPiensa Joven

Piensa Joven