¿Por qué subimos de peso?

Edad, genética y exceso de comida llevan a subir de peso, pues bastan 300 calorías extras diariamente para subir un kilo por mes

Sobrepeso_Salud
La edad es un factor fundamental en el alentamiento del metabolismo. FOTO: CUARTOSCURO

Hace cuántos kilos no nos vemos es una expresión común con la que amigos y familiares tratan de decirse amablemente que, en el tiempo que dejaron de verse, uno o varios de ellos subieron de peso.

Factores como el estrés, la resistencia a la insulina, la microbiota o cualquier otra cosa nos hace subir de peso, señaló el especialista en nutrición José Antonio Casermeiro, quien reconoce que pocos mexicanos logran mantener un peso saludable.

La lucha interminable contra la báscula inicia después de los 25 o 30 años, pues el  metabolismo se hace más lento y en caso no de que no se practique actividad física incrementa el potencial de aumentar de peso.

Para poder bajar de peso es indispensable conocer la causa del sobre peso y obesidad. Pero también es importante evitar consumir grasas, azúcares y carbohidratos.

Existen mediciones que revelan que al acumular siete mil calorías adicionales en la semana, aumentamos medio kilo de grasa en una semana, afirmó Vanessa Fuchs, jefa de nutrición clínica del Hospital General de México. En una dieta estándar de dos mil calorías al día, 15 por ciento (300 calorías) deberían gastarse en movernos desde que despertamos hasta que dormimos.

El sedentarismo es un aliado del sobre peso pues comiendo normal, estaríamos ahorrando esas 300 calorías diarias, y eso permitirá subir de peso, expresó Raúl Morín Zaragoza, subdirector Médico de Medix.

El cuerpo humano tiene mecanismos que se protegen de una pérdida de peso, primero uno baja más rápido y luego como que se estanca, y si hay historias de dieta va a costar más trabajo, aseveró Nicolás Mier y Terán, nutriólogo del Centro de Nutrición y Obesidad, del Centro Médico ABC.

Las células de la grasa se hacen chiquitas cuando bajamos de peso, pero después volvemos a subir y no sólo se hacen grandes otra vez, sino que también se multiplican,

Ahora, si a una persona le gusta tomar bebidas gaseosas azucaradas, el problema puede ser aún peor, advirtió Raúl Morín, ya que un litro de refresco regular equivale a 400 calorías.

Si eso lo multiplicamos por el promedio anual de refresco que ingiere un mexicano que son 162 litros, estamos hablando de que llegan a ser siete kilos al año, por un solo elemento, subrayó.

La edad es un factor que dificulta la pérdida de peso, porque después de los 25 o 30 años el metabolismo se hace más lento para quemar grasa.

El índice más alto de personas con sobrepeso y obesidad está en el grupo de entre 30 y 50 años, al poco tiempo de estar trabajando y cuando inician muchos de los matrimonios. Además, factores emocionales como la depresión y ansiedad contribuyen al aumento de peso.

RELACIONADO: 

Redacción El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Piensa JovenLo que va en contra del espíritu del arte es que se conozca sólo a través de la crítica. Ilustración: Especial

El ruido del mundo: arte y redes sociales