No hay planeta B

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, ninguna de las instituciones públicas creadas para combatirlo está ejerciendo propiamente sus atribucione

Ilustración: Allan Ramírez
Ilustración: Allan Ramírez

A pesar de los constantes indicadores que confirman la inminencia del cambio climático, pareciera que la firma del Acuerdo de París no tuvo un peso real para el Estado mexicano.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, ninguna de las instituciones públicas creadas para combatirlo está ejerciendo propiamente sus atribuciones.

Las organizaciones han sido incapaces de cumplir con su función principal: coordinar a los otros organismos del gobierno federal para que operen homogéneamente.

Es difícil pensar que habrá una resolución contundente en el futuro próximo ya que, para la mayoría de nosotros el cuidado del medio ambiente no ha sido una contingencia principal.

No hay un planeta B y nos concierne, más que nunca, demandar a las autoridades.

POR DIANA VALERO PARRA

INVITADA: IBERO

 

PIENSA JOVEN / EL HERALDO DE MÉXICO

 

Más de 50% de la población mundial tiene menos de 30 años, esta sección es una ventana para que puedas conocer lo que pensamos, opinamos, criticamos y mucho más nosotros los jóvenes.

 

Cada semana, estudiantes de las mejores universidades elegirán una serie de artículos escritos para el mundo, porque el Heraldo de México #PiensaJoven. Si quieres participar, escríbenos a [email protected]

¿Te gustó este contenido?