¿Cómo ser un dueño responsable?

El vínculo que se crea entre dueño y perro, es vital para formar una rutina sana y entendible para ambos

Ilustración: Allan Ramírez
Ilustración: Allan Ramírez

Primero debemos de estar seguros de tener el tiempo y el espacio que se necesita: si es un perro de raza chica necesita menos espacio que uno grande. Ellos pueden acostumbrarse perfectamente a nosotros conociendo la rutina diaria dentro de casa.

Es importante saber la historia previa de nuestra mascota; por ejemplo, si es adoptado; conocer su edad, historia y experiencia con otra gente y animales. Así podemos tomar medidas para su educación. Si es cachorro puede ser más fácil, pero más cansado: un bebé no sabe ir al baño solo.

Debemos entender que es muy importante la socialización. Llevarlos al parque a correr, jugar o, incluso, a formar una rutina diaria de salidas, ayudara al dueño y al perro a mejorar su salud mental y física. Así como nosotros, si nunca los acostumbramos a salir, tendrán demasiados problemas mentales y físicos, sin mencionar que se convertirá en una tortura para ambos salir a caminar. No convivir con otras personas nos hace daño, lo mismo sucede con los perros. Es recomendable acostumbrarlos a salir y acostumbrarlos a ir al baño fuera de casa.

El vínculo que se crea entre dueño y perro, es vital para formar una rutina sana y entendible para ambos. Esa relación se crea a través de paseos y convivencia en diferentes escenarios.

POR DULCE LEMUS JIMÉNEZ

INVITADA: IBERO

 

PIENSA JOVEN / EL HERALDO DE MÉXICO

 

Más de 50% de la población mundial tiene menos de 30 años, esta sección es una ventana para que puedas conocer lo que pensamos, opinamos, criticamos y mucho más nosotros los jóvenes.

 

Cada semana, estudiantes de las mejores universidades elegirán una serie de artículos escritos para el mundo, porque el Heraldo de México #PiensaJoven. Si quieres participar, escríbenos a [email protected]

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Piensa JovenLo que va en contra del espíritu del arte es que se conozca sólo a través de la crítica. Ilustración: Especial

El ruido del mundo: arte y redes sociales