Piensa joven

Ideas jóvenes para cambiar un país

Piensa joven

 

Prospectivas para la Gestión Aeroportuaria más allá de julio de 2018

El crecimiento de la infraestructura aeroportuaria es de vital importancia si queremos que nuestro país sea un verdadero polo de inversión, tanto nacional como extranjera. Ante la incertidumbre de lo que pueda ocurrir con el TLCAN, el desarrollo de los puertos de marina mercante y aeropuertos es crucial. En el último trienio, proyectos como el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, la nueva terminal del aeropuerto de Cancún, la ampliación del Aeropuerto internacional de Guadalajara, la próxima amplaición del Aeropuerto internacional de Monterrey, etc. Han sido respuestas que buscan achicar el agua para que la nave no se hunda. Esto es porque las respuestas han sido paliativas, es decir, salir del problema inminente, más con una mentalidad de supervivencia que de avance.  Ya lo anunció recientemente Alexandre de Juniac, presidente Internacional de IATA (Asociación internacional de Transporte Aéreo):

Nos dirigimos hacia una crisis infraestructural. Con esta sentencia lapidatoria, Alexandre de Juniac, director ejecutivo de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) buscó llamar la atención acerca de los problemas de la red aeroportuaria mundial que, de seguir por el camino actual, provocarían el desplome no solo de la industria de la aviación, sino también del desarrollo económico y social en su conjunto.

En México, con la contienda electoral en puerta, los ingredientes para un caldo de preocupación están ya mezclándose: Primero la promesa de AMLO para revertir el proyecto del NAICM  –o al menos de auditarla y revisarla—, el subdesarrollo de algunos aeropuertos que podrían impulsar más el desarrollo como el de Palenque; Tijuana; el de Guadalajara con sólo una pista y problemas recurrentes con los ejidatarios –disputa con la SCT que no se ve con pronta y fácil solución—, etc.

Otro tema –del que se habla relativamente poco—, es el relacionado con la reforma energética la cual ha venido a romper el monopolio natural que tiene todavía ASA en la distribución y suministro de turbosina y gasavión. Desde 2014, la apertura debe ser total, y ahora el tema no se regula por las leyes que rigen la aviación sino por las Ley de Hidrocarburos. Recientemente, la Asociación de Transporte Aéreo de América Latina y el Caribe (ALTA, por sus siglas en inglés), a través de su director ejecutivo, Luis Felipe de Oliveira, se quejó de lo caro que resulta adquirir turbosina en el país.

En el mediano y largo plazo, un cambio en la comercialización y la estructura de importación del combustible para aviones generaría una respuesta positiva que permitiría a las aerolíneas contribuir aún más en el país y apoyar el crecimiento de éste

La solicitud del cambio se debe a que el precio para adquirir el combustible en México es el más alto de América Latina. Y es que la apertura del mercado de combustible de acuerdo a la reforma—, debió ya haber iniciado. Pero ASA (Aeropuertos y Servicios Auxiliares), con un monopolio –que primero obedeció a razones naturales—, debe estar lista ya para la competencia. Este sexenio hemos visto como la batalla para poner en marcha las reformas estructurales y para alistar para la competencia y la eficiencia las entidades gubernamentales —no sólo las empresas productivas del Estado—, ha costado mucho. Todos aprendiendo, todos buscando erradicar vicios, proceso el cual también se ha visto acompañado de una corrupción amplia y una transparencia a medias.

¿Qué va a pasar entonces con el sector aeroportuario después del de julio de 2018? Es difícil construir un escenario detallado, pero es relativamente fácil señalar algunos escenarios a evitar. Por ejemplo, un aeropuerto operado por el gobierno de forma directa estará a merced de las patologías propias de la burocracia. Un enfoque paternalista e intervencionista por parte del estado en la gestión de los aeropuertos del país los convertiría en tiempo record, en elefantes blancos —con la consecuente sangría financiera que eso supone—. La inversión extranjera recientemente ampliada en la legislación de la materia para el caso de la operación aeroportuaria y del transporte aéreo debe respetarse y dejar que se despliegue, pues traerá consigo buenas prácticas, transferencia de tecnología y conocimiento y la posibilidad de responder a estándares globales. Es urgente que la infraestructura aeroportuaria mexicana esté lista para la competencia en tema de eficiencia y calidad de los servicios y así fomentar la certidumbre para la exportación e importación, así como para el tráfico de personas. Para ello es necesario renovar la política aeronáutica nacional, actualizarla y ejecutarla de modo que nos fortalezca cara a cualquier escenario posible de comercio exterior.

Si alguno de los candidatos presidenciales, con sus planes o propuestas llegase a poner en entredicho estos aspecto —en mi opinión—, sería un fuerte retroceso para nuestro país.

Rodrigo Soto-Morales

Profesor de Derecho Aeronáutico

Universidad Panamericana

Twitter: @rsotomorales

 

 

 

Proyecto Oli

 

Por: Cynthia Isabel Mejía Lucero y Alejandra Roman Cartagena*

Hoy en día el número de personas con problemas renales asciende a los 9.5 millones en México, de los cuales, el 80% recibe el tratamiento de diálisis peritoneal con una frecuencia de hasta cuatro veces al día.

De acuerdo con datos estadísticos hay un incremento del 10% anual en los casos de este padecimiento debido a que sus principales causas son enfermedades como diabetes e hipertensión, con un 43% y un 17% de casos, respectivamente.

Las grandes empresas como Baxter y Pisa coinciden en que el mayor riesgo durante el tratamiento se encuentra al momento de realizar la conexión entre la línea de transferencia del paciente y la línea de la bolsa del líquido de diálisis. En este sentido, han buscado solucionar el problema de forma innovadora. Aunque hemos encontrado algunos otros dispositivos que buscan disminuir el riesgo, ninguno lo hace de forma tan sencilla. Además, no hay alguno que circule en el mercado a la par de los productos de estas empresas que ayude a la disminución en los tiempos destinados para la preparación y limpieza previo al tratamiento.

Hemos tenido la oportunidad de ver y vivir el dolor que los pacientes experimentan día tras día, hemos visto cómo en ocasiones se dejan vencer incluso teniendo el apoyo de su familia porque no logran verse más que envueltos en una discapacidad. Estamos convencidas de que esto no tiene que ser así. Ellos son y han sido motivación para el desarrollo de este proyecto que estamos seguras ayudará a mejorar su calidad de vida.

Es por eso qué creamos Oli: un dispositivo desechable que crea un ambiente estéril para realizar la conexión durante el tratamiento de manera sencilla y confiable, devolviéndole al paciente la libertad que tanto anhela.

Actualmente este desarrollo está en proceso de realizar los trámites necesarios para la protección de la propuesta tecnológica ante las autoridades correspondientes, una vez concluyamos la búsqueda del estado del arte respectivo.

Consideramos que la idea desarrollada es innovadora debido a la sencillez con la que se resuelve el problema y el gran impacto social que puede llegar a tener en la sociedad mexicana por su bajo costo y su gran facilidad de uso.

Ayudar a que miles de personas con este padecimiento logren llevar una vida libre y segura, es el por qué sentimos una gran pasión por este proyecto.

Así como nosotras, hay miles de jóvenes en México con ideas innovadoras qué por cuestiones sociales, no llevan a cabo sus proyectos. No se sienten capaces y por lo tanto no tienen el valor de trabajar en lo que realmente les apasiona. A todos ellos les decimos que no teman. Equivócate rápido, aprende rápido y adquiere experiencia. Es verdad que no es algo fácil, se requiere de disciplina y decisión, pero que al ver los resultados la satisfacción será tan grande que los momentos de frustración y las decepciones, sabrán que todo habrá valido el esfuerzo y la espera. Mantente humilde. ¡Y lo más importante, no olviden disfrutan del camino al éxito!

*Recien egresadas de la carrera de ingeniería industrial y gestión de la innovación de la UP Campus México, actualmente están cursando la especialidad en Gestión de Proyectos en la misma universidad.

 

 

 

 

El home office  como un reto aún por estudiar.

 

Trabajar desde casa parece ser la mejor opción si consideramos; los trayectos rumbo a la oficina, el tiempo en los embotellamientos, la influencia de las nuevas tecnologías, las nuevas formas de organizar el trabajo, el atractivo potencial en reducción de costos laborales, la desburocratización de las organizaciones, entre otros, sin embargo antes de tomar esto como cierto, es necesario plantearnos diversas incógnitas  respecto de la madurez de estos modelos en función de la productividad, competitividad e impacto social. La CEPAL, señaló para el 2015 la siguiente configuración entre países y teletrabajo; Colombia, contaba con 31.000 personas, en México existían 2.6 millones de empleados bajo esta modalidad, en Argentina 2 millones de personas, en Chile 500.000 personas y en Brasil existían alrededor de 12 millones de tele trabajadores.

Es necesario analizar el teletrabajo en dos niveles; empresarial (empleador) e individual (trabajador). En el primer caso, podemos estudiar  la viabilidad de obtener una retroalimentación directa del desempeño; el empleador puede no contar con información suficiente del trabajador limitado a las interacciones virtuales, la no identificación de costos ocultos derivados de una implementación inadecuada del teletrabajo, lo cual pueden implicar un aumento desequilibrante en los gastos que debe asumir el empleador; la falta de seguridad en el manejo de la información, falta de trabajo en equipo, falta de compromiso o pertenencia a la organización, mantener la vinculación del teletrabajo con el cumplimiento de metas e indicadores.

En lo individual, podemos investigar;  aspectos como; cultura de separación trabajo-familia, que puede hacer que uno interfiera en la otra, otro caso es el de las características de la actividad, en donde la ausencia de mecanismos de colaboración  puede  llevar a una afectación en  la capacidad de aprendizaje y por lo tanto en una reducción de la acumulación de capacidades tecnológicas individuales y a nivel organizacional.

Los motivos para trabajar desde casa no son, o no sólo, para una mejor conciliación trabajo y vida familiar, pues también se busca satisfacer un deseo de más autonomía en la organización de la jornada laboral (Brenke, K., 2016, p. 103).

En cifras no oficiales en México se habla de un 5% de teletrabajadores de la Población Económicamente Activa, esto debido a que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) no incorpora en los cuestionarios a empleadores en el indicador de teletrabajadores.  Si no se toman medidas, estaremos ante un grupo de trabajadores cada vez más numeroso en una situación de precariedad.

 

 

Salvando el mundo, representará a la UP en el Rally del GIFF

Por: Sebastián Valencia Chávez*

Hace poco más de seis meses estuve a punto de dar de baja mi clase de Guion Cinematográfico por motivos de acomodo de horario, pero no lo hice. El proyecto final era un guion de un corto que pudiera calificar para un rally universitario. Lo escribí, recibí retroalimentación y lo mejoré, y así varias veces. De 178 guiones considerados, quedé entre la pre-selección de 25 y luego en la selección de 6. De casi dar de baja esa materia, el día de hoy soy director y guionista de Salvando el mundo, proyecto del Rally Universitario del Festival Internacional de Cine de Guanajuato.

Mi corto trata sobre un chico universitario llamado Jesús que es el elegido para salvar el mundo en un tuit. La idea surgió del concepto del falso profeta, que es algo que me llama mucho la atención. El utilizar Twitter como parte de la profecía me permitiría comentar sobre nuestros hábitos en redes sociales, además de utilizar un tono de farsa y comedia para complementar y aligerar el peso que carga Jesús en sus hombros. El corto es un producto de lo que aqueja a mi generación: una solución arraigada en la tecnología al grado de volverse ridículo, una esperanza desmedida en las herramientas que dominamos.

En el Rally del GIFF tendremos unicamente 48 horas para realizar Salvando el mundo, del 25 al 27 de julio. Un tiempo tan corto implica una gran pre-producción, así que a eso nos estamos dedicando desde ahora. Tenemos que ir a talleres en San Miguel de Allende, Guanajuato y CDMX impartidos por el GIFF para prepararnos, además de recibir un taller en la UP para complementar. La idea es resolver la mayor cantidad de problemas ahora para que esas 48 horas sean lo más sencillas posibles.

Somos 10 las personas que vamos representando a este proyecto: Pedro Pablo Pérez, Emilio Pichardo, Javier Burillo, Eugenia Rivas, José Manuel Bahamonde, Fernanda Ahumada, Raúl Martínez y Dillan Macías. Cada quien está encargado de una función: dirección y su asistente, producción y su asistente, fotografía y su asistente, sonido, arte, edición y continuidad. Estoy muy satisfecho de poder contar con un equipo increíblemente talentoso. Cargar con la responsabilidad de representar a la Universidad Panamericana por primera vez en la historia del Rally es mucho más fácil cuando tienes gente capaz y apasionada a tu lado. Es un verdadero dream team que ama lo que hace y que está dando el todo por el todo.

Tenemos todavía mucho trabajo por hacer. El corto se financia por medio de crowdfunding, así que el 5 de marzo lanzamos una campaña de Kickstarter que acaba el 5 de abril. Debemos recaudar un mínimo de $60,000 pesos mexicanos para que este proyecto sea una realidad. Afortunadamente, no tenemos la menor duda de que la gente sentirá el amor y el trabajo que hay detrás. Lo mejor que le pudo haber pasado a este proyecto es unir a un gran equipo de trabajo, y queremos que más personas formen parte de él.

*Estudiante de 5 semestre de la carrera de Comunicación en la Universidad Panamericana, campus México.

 

Por Redacción El Heraldo de México 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
TendenciasDurante sus 10 viajes ha acumulado un total de 257 días en el espacio. FOTO: NAYELI CRUZ

Mira quién habla con Brenda Jaet: Miguel López-Alegría, misión al espacio