Perros sobre diseño; una forma más de maltrato animal

La moda por los “perros de diseño” ha cobrado muchos adeptos, a pesar de conocer las complicaciones que para los animales suponen ciertas cruzas

Perros sobre diseño.
Perros sobre diseño. Foto: Pixabay

En días recientes trascendió la noticia que en Holanda se prohibió la crianza de perros que, por sus características, suponen sufrimiento animal.

Desde el 2014 en este país la cría de 20 razas que presentan rasgos braquicéfalos, o sea deformaciones en la cabeza está prohibida.

Sin embargo, en el resto del mundo la moda por los perros de diseño ha cobrado muchos adeptos.

Con el objetivo de tener perros con cualidades estéticas diferentes o habilidades específicas, se han desarrollado razas como el gerberian shepsky, el pug o el pomsky, pero estas exigencias de los humanos comprometen la calidad de vida de los animales.

Maltipoo

Se trata de un perro que ha sido calificado como la encarnación en la vida real de la ternura.

Pero, a pesar de su tierna imagen este pequeño tiende a desarrollar problemas debido a su tamaño. Suelen desarrollar una enfermedad en la que su tráquea se cierra y tiene problemas para respirar.

Además, tiene una boca pequeña por lo que no goza del suficiente espacio para desarrollar sus dientes.

Pomsky

Se trata de un perro muy popular y polémico, esto debido a su origen, un pomsky es una cruza entre un un pomeranian, un animal de 25 centímetros y un un husky siberiano, que mide alrededor de 60 centímetros.

Estos animales son impredecibles, no se sabe que tamaño o temperamento tendrán, además suelen desarrollar displasia de cadera, cataratas y dermatitis.

Labradoodle

Se trata de la cruza entre un labrador y un poodle, se trata de uno de los perros sobre diseño más populares debido a su peculiaridad de no tirar pelo.

Pero, heredado de sus padres esta raza suele sufrir problemas de cadera y visión.

Pug

El rey del sufrimiento por diseño es el pug, un animal que ha sido modificado hasta el punto de ser muy pequeño, con una cola en espiral y cara chata.

Su principal problema es tener una hocico muy pequeño y chato, por lo que su mandíbula no se desarrolla como debería y provoca que sus dientes queden por fuera.

Además el hecho de tener los ojos sin protección les provoca lesiones en la vista.

El hocico hace que las cavidades nasales estén torcidas y sufren mucho de problemas respiratorios y tráquea es muy corta y su paladar largo.

Suelen sufrir golpes de calor, hipotermia, problemas digestivos y apnea del sueño.

Te puede interesar:

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Piensa JovenMuchas veces la relación puede ser difícil con tu superior en el trabajo. ILUSTRACIÓN: ALLAN G. RAMÍREZ

¿Sientes que tu jefe te odia?