Mira quién habla con Brenda Jaet: Andrés Pérez Salas, lujo que se reinventa

El artista y diseñador de Moreau, reveló los detalles que hay detrás de algunos de sus artículos más exclusivos

DETALLE. El trabajo que lleva a cabo en cada bolso es minucioso. Foto: NAYELI CRUZ
DETALLE. El trabajo que lleva a cabo en cada bolso es minucioso. Foto: NAYELI CRUZ

Estudiaste Arquitectura, sin embargo, te dedicas a la moda, ¿cómo fue que sucedió esto?

Durante mi carrera laboral me nació el gusto por la atención y el servicio al cliente. A fin de cuentas, consumo lujo y quise diseñar experiencias súper exclusivas.

Platícanos, ¿cómo es el proceso de personalización de los artículos de Moreau?

Personalizamos todos nuestros productos, sin importar el tamaño, material o costo. El cliente selecciona el diseño, le llenamos un formato y empezamos a hacer magia en el producto.

¿Por qué las personas se animan a personalizar?

Porque así logran el sentido de pertenencia, es decir, ya compraron un bolso, ahora desean darle un toque único con sus iniciales, su nombre, algún animal.

¿Qué es lo que más te piden?

Las iniciales del nombre y su apodo.

¿Qué ha sido lo más raro que alguien te ha pedido?

Pintar a una persona en su tarjetero. Se trataba de una cliente que quería inmortalizar una pintura de su padre, quien había fallecido, quería que el cuadro estuviera por siempre ahí. Era una pintura con muchísimo detalle.

¿Quién compra más bolsos, hombres o mujeres?

65% son mujeres y 35% hombres, aunque, actualmente el lujo es adquirido ya casi en igual porcentaje.

¿Qué diferencia a una marca de lujo con una que no lo es?

La forma artesanal en la que fueron hechos, la calidad, los materiales, la atención al cliente, la experiencia dentro de la boutique.

¿Por qué invertir en un artículo de lujo?

Porque son para toda la vida, además, algunos llegan a tener un valor sentimental para sus dueños.

¿Qué diferencia a Moreau de otras marcas de lujo?

Que todos nuestros productos son de piel, hechos artesanalmente a mano, la exclusividad de ser una marca de nicho, la experiencia de compra en nuestras boutiques.

¿Qué es lo que más compran los hombres en México?

Tarjeteros, portafolios, backpacks, bolsos estilo tote, carteras y fundas para celular.

¿Cómo han acogido los mexicanos a la marca?

Muy bien, el cliente se ha vuelto exigente y busca marcas exclusivas o difíciles de encontrar, es decir, tienen pocos puntos de venta, lo que las hace más deseables.

 

Por Brenda Jaet

¿Te gustó este contenido?