Estudiantes poblanos crean aparato para guiar a personas ciegas

Ándalo es el nombre del dispositivo que cumple funciones similares a las de un bastón o perro guía; funciona con una banda que se coloca en los tobillos

Estudiantes poblanos crean aparato para guiar a personas ciegas

 

 

Un grupo de estudiantes poblanos de licenciatura, pertenecientes a diferentes instituciones, fabricaron un acoplamiento para el calzado, diseñado para auxiliar en la movilidad a las personas ciegas y débiles visuales.

Ándalo, es el nombre del aparato que cumple funciones similares a las de un bastón o perro guía, mediante una banda que se coloca en los tobillos y tiene motores vibradores y una interfaz.

La innovación también está compuesta por otra banda que va en la rodilla y una pinza de plástico en el pie, ambas están dotadas con un sensor ultrasónico.

En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Ricardo Mastachi Torres, líder del proyecto, indicó que gracias al sistema de ultrasonido las personas pueden detectar obstáculos a una distancia de un metro con cinco centímetros

El aparato puede leer una mayor distancia pero lo definimos así para que sea lo más similar a lo que ya usan como apoyo, es decir, el bastón, aseguró el alumno de ingeniería mecatrónica de la Universidad Iberoamericana Puebla.

Ricardo Mastachi, Martín Mariscal, Victoria Ledesma, Mariana González y María Fernanda López / FOTO: CONACYT

 

En tanto, Martín Augusto Mariscal Vázquez comentó que el lenguaje que usa Ándalo permite alertar al usuario si tiene un objeto lejos, cuando está cerca y en caso de que haya agujeros.

La razón de estas tres funciones es permitir una movilidad real, no le decimos las distancias precisas porque se tendría que estar deteniendo constantemente. De esta forma puede tener decisiones rápidas para saber a dónde dirigirse, expuso el estudiante de mecatrónica, de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Martín Mariscal detalló que los motores externos son los que avisan de los objetos lejanos, mientras que los internos alertan de los cercanos.

Si hay un objeto lejano, empieza a vibrar, y si hay uno cerca, vibrar otro motor colocado en posición distinta en el dispositivo. Cuando hay una alcantarilla, vibran los dos motores al mismo tiempo. Y cuando vibran los dos es que hay algún desnivel, dijo Martín Mariscal.

Ándalo es parte de su propio modelo de empresa llamado Anxech, donde participan seis estudiantes pertenecientes a la Universidad Iberoamericana Puebla y la UDLAP.

POR NOTIMEX

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Piensa JovenSu protesta busca generar
cambios en el fútbol femenil del planeta. Foto: Especial

Lo que comenzó como un sueño