El ser humano está teniendo menos sexo, según nuevo estudio

El elevado nivel de estrés provocado por las sociedades modernas y el consumo de porno entre las razones de que el líbido humano esté apagándose.

stocksnap.io
stocksnap.io

A pesar de que la libertad sexual alcanza nuevas estaturas con cada año que pasa y el hecho que existen nuevas herramientas tecnológicas para romper el hielo como las redes sociales y las dating apps, el ser humano está teniendo cada vez menos sexo.

Así lo revela un estudio publicado en la revista especializada Archives of Sexual Behavior en el que se afirma que la cantidad de sexo que la gente tiene esta década es hasta 15% menor que la que tenía en la década de los 90. El estudio, realizado entre estadounidenses, detecta una baja en la frecuencia de las relaciones sexuales anuales entre los habitantes de ese país de 62 veces en 1990 a 53 en 2010.

La tendencia se replica en Gran Bretaña. En 2013 la National Survey of Sexual Attitudes and Lifestyles (Natsal) encontró que los británicos entre 16 y 44 años tenían poco menos de 5 relaciones sexuales al mes en promedio. Un considerable retroceso del mismo estudio realizado en 2000, donde los habitantes de Reino Unido promediaban 6.3 relaciones al mes.

stocksnap.io

 

Australia va en el mismo sentido. En 2014 la Australian National Survey of Sexual Activity encontró que los sureños tenían sexo 1.4 veces por semana. Una baja de las 1.8 veces que lo hacían en 2004.

La situación adquiere la calidad de crisis cuando se habla de Japón, donde un nuevo movimiento conocido como soshokukei-danshi (hombre herbívoro) -una tendencia en crecimiento entre los jóvenes de ese país a no tener sexo en favor de sus actividades cotidianas, el éxito profesional y los hobbies- está dispersándonse entre la población. De acuerdo con datos recientes, en la nación nipona 46% de las mujeres y 25% de los hombres desprecian la idea del contacto sexual.

Según los expertos, en todos los casos existe un elemento de estrés y volumen de trabajo asociado a esta falta de sexo. En 2010 un estudio realizado por el investigador Guy Bodenmenn en la Universidad de Zurich halló que los altos niveles de estrés estaban asociados con la menor frecuencia en la actividad sexual. El estrés y la ansiedad tienen efectos como cambios hormonales, una imagen corporal negativa e incremento en el consumo de alcohol y drogas. Todos agentes dañinos de la vida sexual.

stocksnap.io

Otros investigadores vinculan a la depresión con el ritmo de la vida moderna. Los especialistas Janet Hyde, John DeLamater y Erri Hewitt publicaron en el Journal of Family Psychology que los crecientes niveles de infelicidad en la sociedad provocaban mayor disfunción sexual y reducción en el deseo sexual. La inseguridad y competencia que se vive de manera cotidiana, particularmente en las generaciones más jóvenes, podría estar agravando el problema.

El consumo de pornografía es otra explicación que los expertos dan para esta baja en la frecuencia del sexo. Los especialistas han nombrado síndrome como anorexia sexual o disfunción sexual inducida por el porno para referirse a los comportamiento provocados por el exceso en el consumo de porno.

 

Según un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine el consumo de pornografía debería estar en algún lugar entre los 17 y 24 minutos por semana para considerarse saludable o recreativo. Cualquier cosa por encima de eso podría comenzar a provocar síntomas negativos en la vida sexual.

México al rescate
Los mexicanos parecemos contrarrestar la tendencia. Según la Encuesta Nacional Sobre Sexo de Consulta Mitofsky de 2004 el mexicano aseguraba tener en promedio 7.3 relaciones sexuales al mes. Según la Encuesta Nacional sobre Salud Sexual del IMSS en 2009 ese número se redujo a 6.5; pero el año pasado se registró un repunte con hasta 9.2 relaciones sexuales al mes según una encuesta global realizada por la farmacéutica multinacional, Lilly ICOS.

De hecho, México se encuentra en una de las posiciones más elevadas en el mundo cuando se refiere a satisfacción. Según el índice de Durex, México figura en la posición número siete entre los de mayor satisfacción, con 63% de los mexicanos declarándose a gusto con su vida sexual en 2014.

Por Erick E. Tapia / El Heraldo de México

¿Te gustó este contenido?