Piensa Joven

“Gracias Selección Nacional por un verano de ilusión y futbol, si bien el campeonato no se logró, México vibró”

Piensa Joven

Universidad Anáhuac

 

La espera de cuatro años terminó, tras un gran hexagonal la Selección Nacional clasificó para el Mundial, he inició un viaje de esperanza, temblores, sonrisas y lágrimas, felicidad y tristeza, un barco que zarpó desde Ciudad de México. Su primera parada fue en el estadio Luzhniki, ahí nuestros guerreros se enfrentaban al gran campeón del mundo en Brasil 2014, Alemania, misma selección que nos eliminaba un año atrás en la Copa Confederaciones, y México quería revancha.

Juan Carlos Osorio preparó el juego con mucha antelación y se vio en el encuentro, el Chucky haría sus diabluras en la primera mitad, millones de voces gritaron goool. Lo inimaginable se volvía realidad, México pegaba primero. Para el segundo tiempo, el cuadro azteca modificaba tácticamente, dándole mayor posesión de balón a los alemanes que, de a poco, se volvían peligrosos; el orden táctico junto con la muralla impuesta por los defensas y la jerarquía de Memo en la portería, evitaban los posibles goles. Finalmente, llegamos al minuto 90, el árbitro hace sonar su silbato y con esto la víctoria, el Ángel vivía una tarde única y en México todo era fiesta.

 

Gracias Selección Nacional por un verano de ilusión y futbol, si bien el campeonato no se logró, México vibró.

 

Con este ímpetu, nuestros seleccionados llegarían a la Arena Rostov; un triunfo y la correcta combinación de resultados podrían darle la clasificación. Vela con un penal anotaría el primero. En la cancha todo era tranquilidad, parecía que México ganaría, mostraban buen futbol y el contrincante generaba poc; precisamente por eso llega el Chicharito, haciendo historia anota su gol 50 como seleccionado, cifra que lo pondría como líder único de la Selección, acercando a los mexicanos a otra celebración. Se jugaban los minutos finales y el gol coreano se hizo presente, desatención lo que podría costar la clasificación, ya que con la apretada situación, la diferencia de goles podría ser factor. Alemania ganó, con esto México aún no tendría celebración y el gol que cayó ahora, más que nunca, era muy valioso. En el ambiente se respiraba nerviosismo y esperanza, los jugadores, por su parte, se concentraban para la batalla final. El empate bastaba para asegurar el liderazgo de grupo. El rival enfrente, Suecia, venía de desaprovechar una ventaja ante los alemanes y terminaría perdiendo, situación que los obligaba a la victoria para asegurar su clasificación.

27 de junio, 10 días habían pasado desde la memorable víctoria ante los alemanes; sin embargo, eso pasaría al libro de estadísticas sí no lograban la clasificación. Por primera vez en la era Osorio, se repetiría alineación. Los primeros 45 minutos dominaron los suecos sin hacer daño, el empate permanecería. Pero el empate duró poco, a los cinco minutos de la segunda mitad los suecos anotaron, México se estremeció, la derrota los mantenía de momento clasificados, gracias a que coreanos y alemanes mantenían el empate. Llos corazones palpitaban, un gol alemán pondría en jaque a los mexicanos. El tiempo pasaba, México no anotaba, los goles por parte de los suecos seguían cayendo y el liderazgo de grupo se esfumaba, la clasificación colgaba de un hilo. Se jugaban los últimos segundos en Ekaterimburgo cuando la afición mexicana estallaría: ¡gol, gol de Corea! México mantenía su segundo lugar de grupo, gracias a sus triunfos previos y, con esto, clasificaba a octavos de final, pese al mal partido. Horas después se enteraría del rival: Brasil.

La Arena Cosmos vibró con el encuentro de México vs. Brasil, todos en tenían en mente aquella muralla creada por Guillermo Ochoa cuatro años atrás, esta vez la historia parecía repetirse. Tras unos buenos 30minutos de la Selección Mexicana, los brasileños empezaron a dominar, Memo nos daba déjà vu tras déjà vu. Al medio tiempo el marcador: 0-0.

Para la segunda mitad ingresaba Miguel Layún, quien sustituyó a Rafa Márquez, los brasileños aprovecharon el cambio táctico para, mientras los mexicanos seguían acomodándose, Neymar anotar el primero. El juego se trababa en el medio campo, México no encontraba su estrategia, las ideas eran pocas y Brasil dominaba. México luchó con corazón, pero poco futbol, Firmino sentencio y terminó con el sueño, todo se acabó. El quinto partido no se logró y lo demás ya es historia.

Ahora solo queda sacar conclusiones, analizar lo realizado en este proceso y mirar hacia el 2022, Qatar 2022  ¡here we go!

 

Jorge Meizner (Ciencias del Deporte)

 

NÚMEROS

 

  • 5 MUNDIALES JUGÓ RAFAEL MÁRQUEZ CON LA SELECCIÓN.
  • 16 VICTORIAS TIENE EL TRI EN COPAS DEL MUNDO.
  • 36% OSTENTE DE EFECTIVIDAD MÉXICO EN MUNDIALES.
  • 16 VICTORIAS DEL TRICOLOR EN JUSTAS MUNDIALISTAS.
  • 98 GOLES EN CONTRA TIENE LA SELECCIÓN EN COPAS DEL MUNDO.
  • 57 DUELOS DE MUNDIAL YA SOSTUVO EL CUADRO NACIONAL.

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
TendenciasPiensa Joven / Heraldo de México

Piensa joven