Cerveza y yoga: la última gran disciplina del wellness

El Brew Yoga es la nueva expresión del relajamiento. Una disciplina que combina dos productos milenarios que están de moda: el yoga y la cerveza.

EFE
EFE
Netlog

Unos 90 entusiastas del yoga han podido probar en Bangkok la oportunidad de practicar esa disciplina de origen indio mientras daban sorbos a una botella de cerveza en una iniciativa importada de Alemania.

Los estudiantes, todas mujeres salvo dos hombres, trataban de equilibrar su postura mientras agarraban la botella con una o ambas manos en una clase que se impartió en un bar cercano a Sukhumvit, una concurrida avenida del centro de la capital tailandesa.

Intentaban no derramar la cerveza mientras hacían las posturas, aunque también dependía de lo rápido que se bebían una botella de una serie de marcas, algunas de ellas con cero grados de alcohol.

EFE

También conocido como Beer Yoga, en uno de los ejercicios dos alumnos tenían que chocar las plantas de los pies mientras sostenían la cerveza por encima de sus cabezas, mientras que en otras posturas bebían al mismo tiempo.

Así fue la escena de la segunda clase especial de Brew Yoga, nombre con el que han bautizado al yoga cervecero, que fue presentado el pasado marzo en el estudio Ommu de la capital tailandesa.

Nipaporn Audrach, organizadora del evento de Bangkok Brew Yoga, aseguró que la respuesta a su iniciativa superó todas sus expectativas.

EFE

Al principio no esperaba que el concepto funcionara realmente en Tailandia, pero todo el mundo lo entiende. Lo ven como una nueva comunidad que combina la fiesta con la salud, dijo Nipaporn, una modelo y dueña de una compañía organizadora de eventos.

Esta deliciosa práctica debe su origen al evento BierYoga que comenzó en Berlín en 2015, cuando los instructores conocidos como Emily y Jhula mezclaron dos cosas que aman con el fin de relajarse y poder llegar a un nuevo nivel de conciencia.

La práctica del yoga es la búsqueda de la unidad. Tu mente con la esterilla de yoga, por ejemplo, explicó Nipaporn.

Lo mismo es cierto para la unión de dos: la cerveza y el yoga, añadió.

Nipaporn afirmó que el evento permite a los participantes hacer nuevos amigos y divertirse, además de aprender a ejercitar los músculos del cuerpo.

EFE

La cerveza ayuda a reducir las barreras entre personas. Las posturas de yoga no son demasiado desafiantes físicamente. Son estiramientos básicos diseñados para que los compañeros de yoga coordinen bien entre ellos, explicó la organizadora del evento.

Desde 2015, el evento BierYoga se ha extendido a varias ciudades del mundo como Melbourne, Sídney, Auckland o Singapur.

Nipaporn dijo que hay solicitudes para sesiones privadas de Brew Yoga e insistió en que su enfoque es divertirse de una manera segura.

Nos enfocamos en la seguridad primero. A todos les damos solo una botella de 250ml de cerveza para una sesión, afirmó.

Todo el mundo estaba perfectamente bien al final de la clase, aunque quizá un poco mareados, apuntó Nipaporn.

La emprendedora manifestó que la nueva disciplina es un proyecto en ciernes, pero espera celebrar este año más clases, la próxima prevista en junio, y convertir el yoga cervecero en una actividad regular en Tailandia.

Por: EFE

¿Te gustó este contenido?