PANORAMA SOCIAL

Horacio Pacheri y los diversos rostros de la actuación

Con el juego de las llaves y de brutas, nada, Horacio Pacheri se enfrenta a nuevos panoramas en su vida profesional al interpretar a Valentín y David

TENDENCIAS

·
PANCHERI EN BREVE. Horacio nació en la ciudad de Esquel, Argentina. Foto: Cortesía

Desde hace casi ya nueve años, Horacio Pancheri decidió dejar Argentina (su país natal), para probar suerte como actor en México. Entre sus proyectos se encuentran El color de la pasión, El vuelo de la victoria, En tierras salvajes, Vencer el pasado, así como El juego de las llaves y De brutas, nada, proyectos que le representaron un gran reto por los personajes a los que dio vida: David y Valentín.

¿Cómo es que nace tu amor por la actuación y cómo incursionaste? 

La vida me sorprendió porque nunca me imaginé que iba a ser actor. Empecé mi vida siendo deportista y estudiando una licenciatura en deportes, trabajé de modelo 10 años y a los 30 años dije "Voy a probar suerte a México".

Cuando incursionaste en el mundo de la actuación, ¿qué fue lo que más te impactó?

Cuando entré a trabajar como actor en Televisa, el ritmo de trabajo que manejan es impresionante; tienes que estar súper preparado y tener mucho oficio para sacar 35 escenas por día… en Argentina yo nunca trabajé como actor, pero en una novela, grabas ocho escenas por día o 10…

Hasta el momento, ¿qué ha sido lo más gratificante que te ha dejado tu carrera?

Siento que la actuación las cosas lindas que te deja son buenos amigos, conocer muchos lugares, ir a grabar a pueblos en donde en la vida hubiese ido, porque son pueblos mágicos que eligen para las grabaciones, que te quedas con la boca abierta cuando los conoces. Esas cosas son las cosas con las que uno se queda guardadas en la memoria y en el corazón. 

Foto: Cortesía

¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado como actor?

Cada personaje que hago, lo hago con la misma responsabilidad y ganas, soy un clavado con la preparación del personaje… pero algo arriesgado podría ser lo que hice ahora para Amazon, tanto en El juego de las llaves como en De brutas, nada; en ambos casos me tocó hacer personajes homosexuales, en donde tuve escenas íntimas con compañeros… en ese tipo de escenas te sientes como más desprotegido, más vulnerable. Fue increíble hacer estos personajes. Cuando me los ofrecieron nunca lo dudé, y me encantó hacerlo, aunque fue un trabajo un poco complejo, porque tienen un mundo interno y sufren tanto, más Valentín que David, con todo este tema de la sociedad, de la familia, de no poder decir quiénes son de verdad, tienen el miedo de que la gente los va a juzgar, de que la familia los va a desheredar, y tanta gente que vive así; muchos me escribieron cuando estaba haciendo la serie diciéndome “Gracias por apoyarnos a poder salir…”.

¿Cómo fue tu preparación para la construcción de estos personajes?

Hubo mucho trabajo de mesa con los directores y en lo personal soy muy intenso y clavado, entonces, vi referencias de películas, fue una de la cosas que me sirvió mucho, escribir una biografía del personaje, meterle cosas mías tanto de Horacio al personaje, si se parecen, pues dárselas, y si no se parecen, pues inventarlas, para darle más colores y más vida a los personajes y después, algo muy importante, la experiencia de vida… a medida que vives y tienes más experiencia en el mundo y te rozas con más cosas en la vida y sufres más, pues vas a tener mucho más material que contar que si no lo hicieses.

Foto: Cortesía

Háblanos sobre esta nueva temporada de El juego de las llaves.

La temporada dos es muy fuerte, con personajes nuevos. El tema va a ser el mismo, el intercambio de parejas, pero, como ya hubo mucho en la temporada uno, como que casi no hay juegos en la temporada dos; hay un juego, sí, pero después los personajes están más establecidos, entonces ya están más enfocados en los conceptos de las parejas. En caso mío de Valentín, van a ver que ya me salí de la casa, ya me separé de Gaby, ya soy una personas homosexual que se acepta, y al menos para mi padre y para mi mamá también. Hay escenas muy divertidas.

¿Cómo ha sido regresar a los sets y grabar con toda esta situación del COVID-19?

Yo estuve encerrado como cuatro o cinco meses en Los Ángeles y, como la televisión es esencial, casi que no se paró; lo primero que me tocó hacer fue La Mexicana y El Güero, en donde hice una participación especial con la producción de Nicandro Díaz, y nos fue súper bien, pero claro, todo nuevo, con protocolos, te iban a buscar al aeropuerto y te daban tu kit; después me fui a grabar a Cancún tres meses, que nos encerraron en un hotel y nos hacían PCR cada tres días, y por suerte no me enfermé.

  • Horacio nació en la ciudad de Esquel, Argentina.
  • Desde hace casi 9 años radica en nuestro país, en donde comenzó su carrera como actor.
  • El 16 de septiembre se estrena la segunda temporada de El juego de las llaves, serie en la que el actor da vida a Valentín.

Por Daniela Zambrano

PAL