NOTICIAS VIRALES

En iglesia cantan para ahuyentar a lechuza; ella baila y se hace viral: VIDEO

El video muestra a la lechuza posada en el techo del templo, mientras los presentes interpretan un canto popular para espantarla

TENDENCIAS

·
El ave ya es reconocida como la 'lechuza bailarina' en redes sociales Foto: Especial

En TikTok se volvió viral un video en el que se muestra como algunos feligreses que se encontraban en una iglesia de Paraguay descubrieron que había una lechuza en el techo, pero al momento de tratar de ahuyentarla con cantos religiosos, lejos de asustarla, el ave terminó bailando.

En el cómico momento captado por uno de los presentes, la lechuza se encontraba posada sobre una de las vigas dentro de la iglesia, lo cual causó molestia y miedo entre la multitud, por lo que decidieron cantar a todo pulmón para que se marchara.

Y aunque los religiosos intentaron asustarla, la lechuza permaneció estoica ante el acto y comenzó a moverse como si estuviera bailando al ritmo de los cánticos.

Te podría interesar: Joven decide colocar su CV en gran espectacular para conseguir trabajo, nadie le habla

Antiguas creencias

El hecho se presentó bajo una antigua creencia que suelen provocar la violencia contra esta especie, pues hay quienes creen que tanto lechuzas y búhos son animales que traen mala suerte o son ‘brujas’.

Durante la Edad Media, estas criaturas eran consideradas como ‘aves de mal agüero’ y verlas era un presagio de muerte, por lo que representaban un miedo irracional en las personas. Con el paso del tiempo la creencia fue escalando y se creía que las brujas eran capaces de convertirse en lechuzas o búhos para hacer magia negra por las noches.

Esta tradición se ha mantenido hasta nuestros días e incluso se han reportado casos de maltrato donde asesinan ejemplares bajo el argumento de que son ‘brujas’.

No era un baile

Luego de que el video se viralizara en las redes sociales, una usuaria de TikTok, Sam Zaira, dio a conocer que en realidad la lechuza no estaba bailando, sino que estaba moviendo su cabeza para identificar de dónde venían los sonidos.

De acuerdo con la usuaria, los movimientos de la lechuza se debieron a que estaba confundida y aturdida por el alto volumen de los cantos, pues tienen el oído muy sensible.