PANORAMA SOCIAL

Movimientos que trascienden: Danzaterapia, una terapia física y emocional

Conoce danzaterapia, una de las técnicas que imparte Paulina Vargas

TENDENCIAS

·
APOYO. Los pacientes reflejan su estado de ánimo en los movimientos, sobre todo los niños, pues los adultos muchas veces se retraen. FOTO: JDS AGENCIA

La psicoterapeuta Paulina Vargas imparte la danzaterapia, donde por medio del uso psicoterapéutico del movimiento fusiona al individuo de manera física y emocional. 

¿Qué es la danzaterapia? 

Es un tipo de psicoterapia donde se utilizan la danza y el movimiento como parte del proceso terapéutico, para promover la integración física, emocional, social y cognitiva. Los pacientes no necesitan tener conocimiento previo de la danza, se usan estas para poder expresar tus emociones sin necesidad de hablar. Debe ser impartida por un psicólogo que tenga esa especialidad. 

¿Cuáles son los beneficios? 

Genera mayor conciencia corporal, desarrolla la creatividad, la imaginación, mejora la respiración, la coordinación y el equilibrio. Disminuye el estrés, ayuda al manejo de la ansiedad y las emociones, estimula la integración sensorial, crea confianza y seguridad en uno mismo. Es una terapia que ayuda a nivel físico, mental y emocional. 

¿En qué consiste la dinámica de cada sesión? 

Puede ser individual o grupal. Por lo general la llevo a cabo con varios pacientes. Los talleres pueden durar cuatro horas con descansos, primero están en movimiento y después de cada tres canciones nos sentamos en un círculo a platicar la experiencia de cada uno y cómo se sintieron, porque pueden compartir puntos de vista de situaciones que quizá unos ya pasaron y otros no. Se pueden utilizar diferentes elementos, globos y telas.

¿El movimiento del cuerpo ayuda a sentirse mejor? 

Si, al final las personas buscan sentirse bien. Por medio de este taller encuentras la manera de ponerles nombre a esas emociones y que las expreses, para identificarlas más fácilmente y poder trabajar con ellas. Se vale llorar, estar enojado, triste o preocupado, pero debemos atender, pues cada una tiene una función y nos quiere decir algo que se debe considerar. Debemos aprender a escucharlas, y hacer contacto con ellas.

Por Isis Malherbe

PAL