PANORAMA SOCIAL

Gustavo Rivera, una promesa mexicana del boxeo

El pugilista, gustavo rivera río, ha creado una impecable carrera a su corta edad. con un futuro prominente dedica sus esfuerzos a perfeccionar su técnica

TENDENCIAS

·
GUSTAVO RIVERA. FOTO: JDS AGENCIA

Con 18 años, el mexicano representó al país en el Campeonato Mundial Juvenil del AIBA en Europa, y ahora tiene como objetivo entrenar para mejorar su golpe y rendir al máximo. Esto nos contó el deportista:

¿De dónde viene tu pasión por el boxeo?

Empezó a los seis años, a mi papá le encantaba el box y todos los sábados lo poníamos en la televisión. Una vez estábamos viendo una pelea que no era de campeonato pero vi cómo se emocionaba la gente y me encantó esa sensación. Mi papá me llevó a un gimnasio para aprender y me dijeron que era muy bueno. Lo empecé como un hobby y cada vez fue más personal. 

¿Cuándo te diste cuenta que te querías dedicar a esto?

Cuando fue mi primera olimpiada nacional, tenía aproximadamente 15 años, y fue ahí, en ese momento que me di cuenta que sí me quería dedicar al box. 

FOTO: JDS AGENCIA

¿Recuerdas quién te dio tus primeros guantes?

Mi entrenador, el de mi primer gimnasio. Se llama Rudy Pérez.

¿Cómo es un día de entrenamiento para ti?

Cuando estoy en época de entrenamiento lo hago dos veces al día, me levanto a correr a las 6:00 am, y a las 14:00 pm es cuando hago técnica y todo lo demás. 

¿Hasta ahorita cuál ha sido tu mayor reto como boxeador?

He tenido varios, pero hasta ahorita el mundial al que fui, en Polonia. El pelear contra personas de varios países muchas veces impone. 

¿Tienes algún tipo de ritual antes de entrar al ring?

No como tal, pero trato de estar relajado y 30 minutos antes me voy preparando. 

¿Qué fue lo que más aprendiste cuando estuviste en Miami entrenando?

Experiencia, allá hay peleadores de todos lados y aprendí a adaptarme a los diferentes estilos. 

¿Qué es lo que más admiras de Pacquiao?

Más que su boxeo, admiro mucho su personalidad, a dónde ha llegado y seguir siendo humilde, eso para mi es muy importante.

¿A qué boxeador mexicano admiras?

Tengo muchos, Salvador Sánchez, Juan Manuel Márquez, y el ídolo de todos que también es el mío, Julio César Chavez. 

¿Qué has tenido que sacrificar para dedicarte al box?

No lo veo como un sacrificio porque lo disfruto mucho, hay veces que tengo que dejar a mi familia y a mis amigos en otro país, pero yo disfruto mucho lo que hago. 

¿Con quién te gustaría enfrentarte?

Viendo lo lógico por mi peso, me encantaría enfrentarme a Ryan García, ya que va en ascenso, y a todos esos boxeadores que son de mi categoría, me gustaría bastante algún día enfrentarlos. 

¿Qué viene para ti en el próximo año? 

Mis planeas hasta ahorita son ir a entrenar a Europa. 

¿Estás pensando en los próximos juegos olímpicos en París?

Si, prepararme a full para 2024. 

¿Cómo fue la experiencia de ir a Europa a competir?

Fue increíble, además de la parte deportiva el conocer a gente de tantos países es impresionante. 

¿De dónde viene el mote El Dorado?

Desde chiquito, cuando tenía ocho años, en la escuela salía muy seguido a Acapulco, que justo es el municipio que represento. Siempre regresaba muy bronceado y con el pelo medio decolorado, entonces me decía mi profesor que si tenía una cámara de bronceado, y con eso me molestaba mucho. Igual jugaba mucho futbol y mis amigos me dijeron que en la playera me pusiera “El Dorado” y de ahí fue que se me quedó. 

¿Qué le falta al box mexicano?

Para mí ya es muy completo porque es el segundo país con más campeones del mundo, debajo de Estados Unidos, potencia ya somos. Se podría decir que ser más abiertos porque muchas veces nos quedamos muy metidos en nuestro estilo y no nos gusta aprender algo diferente. Creo que ser más abiertos nos vendría muy bien.  

¿Tienes alguna pelea próximamente ?

Hasta ahorita no, pues estaré entrenado.

Por Begoña Cosío

PAL