PAPA FRANCISCO

Papa Francisco contesta llamada de emergencia en plena audiencia ¿De quién se trataba?

El máximo representante de la iglesia católica habló por cerca de los dos minutos para luego indicarle a los fieles por medio de señas que volvería pronto

TENDENCIAS

·
Foto: Especial / AP

En en el Aula Pablo VI del Vaticano, el Papa Francisco contestó una llamada telefónica durante una audiencia general ocurrida el pasado miércoles 11 de agosto, lo cual, dejó sorprendidos a los feligreses que asistieron el evento.

El máximo pontífice estaba dando su bendición apostólica al final de una audiencia, cuando de pronto, uno de sus asistentes se acercó a él y después de cruzar unas palabras, el Papa recibió un celular desde el cual atendió la llamada, esto de acuerdo con los reportes recabados.

Contesta la llamada y se va

De acuerdo con algunos testigos, el Papa Francisco habló por cerca de los dos minutos para luego indicarle a los fieles por medio de señas que volvería pronto y así poder abandonar la sala por unos instantes.

Foto: AP

Poco después, el máximo jerarca de la Iglesia católica volvió a saludar y continuar bendiciendo a los presentes. Hasta el momento, las autoridades eclesiásticas, no han hecho comentario alguno sobre este insólito acto que rompe totalmente con los protocolos de la iglesia o motivo por el que interrumpió la ceremonia 

También te puede interesar: Papa Francisco: Aprendemos a parar, a apagar el teléfono, a contemplar la naturaleza

¿De quién era la llamada?

Según los informes recabados, en la pantalla del celular, se leía el nombre de monseñor Edgar Peña Parra, quien es el sustituto a la Secretaría de Estado del Vaticano de quien corresponde la urgente llamada.

Papa Francisco con el monseñor Edgar Peña Parra Foto: @vltimaratio

Además, luego de dar su bendición, el máximo representante de la iglesia católica suele mezclarse con la gente y saludar a algunas personas con afecto; sin embargo, esta vez rompió con la rutina y cambió bruscamente de dirección mientras hablaba con otro de sus asistentes y en lugar de descender los escalones del Aula para saludar a los fieles, se dirigió hacia una puerta de salida que hay detrás del escenario que estaba cerrada.

Cabe recalcar que hace casi un mes, el mismo Papa Francisco invitó a apagar el teléfono celular y  hasta detener la carrera frenética que lleva la agenda de los fieles seguidores;

“Cuidémonos, hermanos y hermanas, de la eficacia, detengamos la carrera frenética que dicta nuestras agendas. Aprendemos a parar, a apagar el teléfono móvil, a contemplar la naturaleza, a regenerarnos en diálogo con Dios”, dijo el Santo Padre.

Con información de medios