FRASES MEXICANAS

Frase mexicana: "Echar carrilla", descubre el origen y significado de esta expresión

"Echar carrilla" es una frase popular mexicana que tiene su origen en la época de la Revolución

TENDENCIAS

·
Descubre el origen de esta frase. Foto: Heraldo de MéxicoCréditos: Heraldo de México

El idioma español tiene miles de palabras, y los modismos utilizados por los mexicanos también tienen una extensa variedad. Muchas frases han sido utilizadas desde hace cientos de años, como la expresión "Echar carrilla", la cual tiene su origen en la época de la Revolución. 

Los mexicanos nos caracterizamos por darle nuestro toque a todo, y en el lenguaje no podía ser distinto. Aunque en ocasiones el significado de las expresiones va cambiando con el tiempo, es interesante conocer de donde surgieron y el porque la seguimos utilizando. 

¿Cuál es el origen de la expresión?

Aunque la Real Academia Española no reconoce que la palabra carrilla tenga algún significado, en nuestro país ha sido utilizada desde hace muchos años, pues hace referencia a las llamadas carrilleras que portaban los guerrilleros y soldados en la época de la Revolución. 

Al ser un modismo mexicano no llegó a trascender a mucho otros países de América Latina. La frase "echar carrilla" tiene su origen de las carrilleras, aquellos cinturones que llevaban los guerrilleros cruzados en el pecho, donde se guardaban las balas de los rifles y carabinas. 

Las carrilleras eran aquellos cinturones que llevaban los guerrilleros cruzados en el pecho. Foto: Especial

Se dice que durante las batallas, cuando un enemigo era muy odiado y a pesar de que estaba vencido, los soldados pedían a sus compañeros "echarle toda la carrilla" o "darle carrilla", esto para eliminarlos de forma definitiva, expresión que fue cada vez más utilizada hasta nuestros días. 

Con el paso de los años, la frase se fue haciendo popular y se fue expandiendo su uso coloquial hasta la actualidad, cuando se utiliza para definir a las burlas contra una persona o personas, lo que ahora podríamos llamar bullyng, aunque también se usa para referirse al exceso de demanda laboral.