NETFLIX

"Somos": Ésta es la historia REAL de la masacre que hicieron "Los Zetas" y en la cual se basa la serie de NETFLIX

En 2011 ocurrió en Allende, Coahuila una masacre a manos del crimen organizado, de la cual se conoce muy poco y fue retratada por Netflix

Somos, serie basada en la masacre de Allende en 2011. Foto: Netflix
Escrito en TENDENCIAS el

Este 30 de junio se estrenó a través de Netflix la serie "Somos", misma que está basada en una historia real que sucedió en el poblado de Allende, estado de Coahuila; un lugar que está situado apenas a 60 kilómetros de la frontera de México con Estados Unidos. 

Se trata de un episodio criminal ocurrido en marzo de 2011 y del cuál se ha hablado muy poco, es una historia relacionada al narcotráfico, pero a diferencia de lo que la plataforma ha presentado en otras producciones como "El Chapo", "Narcos", entre otras, el argumento es presentado por las víctimas que tuvieron visibilidad gracias a investigaciones académicas de Sergio Aguayo. 

La difusión mediática la hizo la periodista estadounidense Ginger Thompson, en cuyo trabajo se basa "Somos", la serie de seis capítulos original de la plataforma de streaming. 

Masacre de Allende

No hay cifra oficial de los asesinados de este hecho, un estudio expresa que es probable que se trate de 300 personas "desaparecidas" por obra y gracia del famoso grupo criminal denominado "Los Zetas". La investigación está basada en la desaparición de 26 personas, misma que se dio entre las 19:00 horas del viernes 18 de marzo y las 20:00 del domingo 20.

La importancia de Allende radica en su cercanía con la ciudad de Piedras Negras, misma que se hallaba bajo el control de "Los Zetas", en ese tiempo liderados por los hermanos Miguel Ángel Treviño Morales, alias "el Z40" y Omar Treviño Morales alias "el Z42", quienes ahora han sido capturados, pero que hace 10 años tenían la sospecha de que tres personajes de su organización los traicionaban y colaboraban con la DEA para desarticularlos. 

Dichos sujetos eran Alfonso "Poncho" Cuéllar, Héctor "El Negro" Moreno y Luis "La Güiche" Garza, justo éste último personaje vivía en Allende, situación que le valió a los habitantes una ocupación criminal que terminó con la eliminación de todos aquellos que llevaran el apellido Garza, estuvieran o no relacionados con él. 

"Desaparecieron" 26 personas de los cuales 20 eran familiares y allegados de "La Güiche", tres amigos de "Poncho" y dos trabajadores de Héctor, se eliminaron 32 casas habitación y dos ranchos: "Los Garza" y "Los Tres hermanos".

Mientras los ataques ocurrían ninguna autoridad patrulló el poblado, nadie intervino mientras se hacían desaparecer a los habitantes y sus casas eran arrasadas, por lo que se confirma la colusión entre los criminales y la policía. 

Decenas de cuerpos fueron quemados en los ranchos, pero la situación no paró en 2011, pues un año después el grupo regresó hasta ese pueblo por otra familia en la que se incluían menores de edad. Según las investigaciones e información que se ha difundido  por diferentes medios, de esta masacre hay dos sobrevivientes una niña de entonces cinco años y un niño de dos.