HEPATITIS

Hepatitis: Por miedo al covid-19 los padres no llevan a vacunar a los niños y se puede desatar un brote peligroso

Prevenir el contagio de la hepatitis b es cuestión de llevar correctamente el esquema básico de vacunación y no saltarlas por miedo al covid-19

TENDENCIAS

·
Vacunación contra hepatitis b. Foto: Cuartoscuro

Este 28 de julio se conmemora el Día Mundial contra la Hepatitis, en el contexto de una pandemia mundial por el virus SARS-CoV-2 causante de la covid-19, situación que ha dejado de manifiesto, de nuevo, el uso de las vacunas como mecanismo de salud pública.

La hepatitis es una enfermedad vírica, es decir, que es causada por un virus, que en el caso del virus A se transmite por vía oral y fecal y sus síntomas suelen ser leves, en la mayoría de los casos, por su parte el B la transmisión se da a través de la sangre, la saliva, el semen, así como de la madre al hijo al momento del parto; suele desarrollar una enfermedad crónica y aumentar las posibilidades de cáncer en el hígado.

En México, la protección contra esta enfermedad se obtiene a través de la vacuna hexavalente, que es aquella que se coloca a los niños recién nacen, con sus respectivos refuerzos a los dos, cuatro, seis y 18 meses de edad.

Covid-19 evita vacunas

Dicha vacuna protege de enfermedades como la disteria, tétanos, tos ferina, poliomelitis, haemophilus influenzae tipo b y hepatitis b; lo que la vuelve fundamental, sin embargo, con la crisis sanitaria que el covid-19 trae consigo, la vacunación para la protección de otros padecimientos ha disminuido por el miedo que tiene la población a acudir a los centros de salud y tener un contagio.

Lo anterior lo explica la médica Carmen Espinoza, quien apunta a la vacunación como el mejor camino de la prevención a una enfermedad que incluso puede llevar a desarrollar cáncer en el hígado.

La hepatitis b puede transmitirse por la madre al hijo al momento del nacimiento, por lo que los médicos recomiendan llevar un embarazo en el cual se practique un estudio en la madre para descartar que sea portadora y en el caso de serlo, vacunar inmediatamente y de este modo evitar el contagio en el bebé.

La doctora destacó que entre más pequeño sea el niño, más riesgo se corre de que se pueda desarrollar en él una infección crónica (que puede derivar en cáncer). Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la proporción de casos graves en niños, menores de cinco años, descendió a menos del uno por ciento gracias a los programas de vacunación.

Alertó que de no llevar a cabo la aplicación, se pueden presentar brotes, como los registrados en México recientemente, de sarampión, por lo que alentó a las madres y padres a programar una visita al centro de salud y no dejar pasar la aplicación en su hijo, en esta emergencia por covid-19.

La hepatitis llega a tener cura, sin embargo, depende de diversos factores como la edad y la resistencia del virus a los antivirales.

Vacuna para adultos

De acuerdo con Espinoza, la vacuna contra la hepatitis B no está disponible en el sector salud de forma gratuita para adultos, no obstante, sí se puede llevar a acabo la aplicación si es que no se está protegido contra este virus y hay una esquema simplificado de dos dosis.