Comer frituras no es malo para la salud; estudio revela sus bondades

Un reciente estudio reveló que las comidas tipo fritura podrían tener algunas bondades y no ser tan malas para la salud como se creía

Comer frituras no es malo para la salud; estudio revela sus bondades
Los investigadores estudiaron los efectos de distintos aceites. Foto: Pixabay

Una de las primeras cosas que se advierten al iniciar una dieta es evitar comer frituras, pues durante mucho tiempo se ha señalado que los alimentos fritos no son saludables, pero un reciente estudio reveló que este tipo de comidas podrían tener algunas bondades y no ser tan malas para la salud.

La investigación fue realizada por el Instituto de la Grasa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IG-CSIC), y en ella se concluyó que cuando se fríe un alimento se mejora la calidad de estos, siempre y cuando el proceso que se realice sea el correcto, pues influyen factores como la temperatura y el tipo de aceite.

Los investigadores estudiaron los efectos de distintos aceites, y el Instituto confirmó que la fritura de los alimentos aumenta los compuestos de interés nutricional por sus efectos hipotensores, antidiabéticos, antiinflamatorios y en la inhibición de la absorción del colesterol.

El Instituto confirmó que la fritura de los alimentos aumenta los compuestos de interés nutricional. Foto: Pixabay

Aceite de orujo para comer frituras 

Según los científicos, de todos los aceites vegetales estudiados, el de orujo (extraído de la segunda prensada de la oliva), es el que mejor comportamiento físico y químico demostró, pues sus componentes bioactivos permanecen tras la fritura en concentraciones que pueden inducir efectos positivos para la salud, especialmente cardiovascular.

Según explican, cuando freímos este aceite no pierde sus componentes nutricionales, aunque se caliente durante 20 horas a 175 grados. Este tipo de aceite incorporaría a los alimentos más compuestos saludables, debido al intercambio lipídico, que cuando se cocina con aceites de semillas.

El estudio también explicó que entre los compuestos nutricionales que retiene la fritura al utilizar la grasa del orujo de oliva, hay algunos que se mantiene, como el escualeno, compuesto orgánico al que se le atribuyen efectos beneficiosos en la salud ocular y epidérmica.

Estas revelaciones han causado una gran polémica, por lo que algunos especialistas han explicado que aunque el estudio dio a conocer que la fritura con aceite de orujo mantiene algunas bondades, debemos recordar que este tipo de cocción de alimentos también aumenta las calorías de los productos. 

Con información de DW

kyog


Compartir