Por primera vez, científicos cultivan embriones de ratón en úteros artificiales

Los científicos indicaron que este método podría llevar a que en el futuro se realice la gestación humana fuera del útero

Por primera vez, científicos cultivan embriones de ratón en úteros artificiales
Foto: Pxhere

Los avances en la ciencia continuan, esta vez fue un grupo de científicos israelíes los que extrajeron un embrión de ratón del útero de su madre en un laboratorio y fue colocado en un útero artificial con éxito. 

Los científicos del Instituto de Ciencias de Weizmann, en la ciudad de Rehovot, observaron cinco días después que el embrión se había desarrollado hasta el punto en que le latía el corazón. 

Esta es la primera vez que investigadores logran observar el crecimiento de un embrión de un mamífero fuera de su madre, por lo que han señalado que este desarrollo podría abrir el camino par ala gestación de seres humanos fuera del útero. 

“Hemos cultivado cientos de ratones de esta manera, en un método que ha tardado siete años en desarrollarse, y todavía estoy cautivado cada vez que lo veo”, dijo el biólogo de células madre, el profesor Jacob Hanna del Instituto. 

Crece embrión en útero artificial. Foto: Weizmann Institute of Science

Proceso de los científicos 

En la investigación publicada en la revista Nature, señalan que la gestación del ratón dura 20 días y el embrión fue extraído de la madre a los cinco días de gestación, es decir, a la mitad de su desarrollo. 

El útero artificial giran en una rueda lentamente para evitar que los embriones se adhieran a la pared, pues de lo contrario se deformarían y morirían. Las incubadoras brindan oxígeno y dióxido de carbono que les permite continuar con su crecimiento. 

El doctor Jacob Hanna explicó que fue al día 11 del desarrollo del embrión cuando fueron examinados y alcanzaron el tamaño de una semilla de manzana, comparados con los que se desarrollan en el útero de su madre, pudieron descubrir que eran idénticos. 

Sin embargo, los embriones cultivados crecieron demasiado para sobrevivir fuera del útero, pues no contaban con suministro de sangre de su madre. Aunque tenían placenta y saco vitelino, no contaban con la nutrición suficiente para sobrevivir. 

Los científicos señalaron que este avance permite a los investigadores aprender más sobre por qué los embarazos llegan a término antes de tiempo o suceden abortos espontáneos. 

Con información de medios 

cvg


Compartir