¿Por qué un idioma o acento nos suena sexy? La ciencia lo explica

Expertos lingüistas y sociolingüistas explicaron el motivo de esta creencia, las verdaderas razones te sorprenderán

¿Por qué un idioma o acento nos suena sexy? La ciencia lo explica
Una encuesta realizada el año pasado por la revista Time Out dio como resultado al inglés británico por encima de otros idiomas. FOTO: ESPECIAL

Seguramente alguna vez en la vida te ha pasado que al escuchar hablar a otra persona en un idioma diferente a tu lengua materna, su acento o pronunciación suena muy “sensual”, una situación muy dada por ejemplo con alumnos en intercambio o turistas de otros países.

En este sentido, una encuesta realizada el año pasado por la revista Time Out en la cual se les preguntó a más de 37 mil personas de 30 diferentes países cuál era el acento más sexy, dando como resultado el inglés británico por encima de otros idiomas.

Pero no es el único idioma considerado “sexy”, otro ejercicio realizado por  la aplicación para aprender idiomas en internet Babbel, reveló que el sonido y pronunciación del francés es el más atractivo para participantes de Brasil, España, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, y Australia.  

Sin embargo, ¿a qué se debe esto? Por qué motivo al escuchar otro idioma su forma de pronunciación nos suena “sexy” a continuación te presentamos la explicación que la ciencia ha dado.

¿Cuál es el motivo por el que una lengua se considera más sexy que otra?

En entrevista para BBC News, la filóloga Carmen Álvarez-Mayo profesora de español de la Universidad de York, en Inglaterra, señaló que no existe una respuesta concreta sobre este tema pues "todo es según el color del cristal con que se mira".

"El hecho de que una lengua nos resulte ‘más sexy’ que otra o nos guste más escuchar un idioma que otro depende de varios factores, los cuales cambian y evolucionan como las personas", explicó.

En este sentido, la comunidad de sociolingüistas cree firmemente que más allá del sonido emitido por el idioma en cuestión, es la forma en que se percibe la cultura de donde surge esa lengua el motivo por el que pensamos es un idioma “sexy”.

"La preferencia por ciertos acentos no tiene nada que ver con una base neurológica o las propiedades de la percepción del habla, sino que se trata de prestigio y prejuicio", señaló a BBC la lingüista Lisa Davidson, directora del laboratorio de fonética y fonología experimental de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos. 

Un ejemplo claro de esto señala Davidson, es que los estadounidenses suelen alabar a ciertos acentos europeos mientras que denigran a los hablantes de América Latina.


Compartir