Conquista con causa: Frank Rothwell es la persona más longeva que cruza el océano atlántico

Frank Rothwell es la persona más longeva que cruza el océano atlántico, en un bote de remos y con ello generó donativos contra el alzheimer

Conquista con causa: Frank Rothwell es la persona más longeva que cruza el océano atlántico
AMANTE DE LOS RETOS. Entre 2000 y 2003 veleó alrededor del mundo; subió el Monte Kilimanjaro. Foto: Especial

Nunca eres lo suficientemente viejo para negarte un sueño”, es la frase favorita de Frank Rothwell y la puso en práctica en su máxima expresión: el británico de 70 años es la persona de más edad que cruza en solitario el Océano Atlántico en un bote de remos y con la hazaña recaudó más de un millón de dólares para que la ciencia avance en los estudios del Alzheimer.

Era el 12 de diciembre de 2020 cuando Rothwell salió del puerto de La Gomera, en las Islas Canarias; sus cálculos indicaban que la travesía podría tomarle de 60 a 90 jornadas; su mejor escenario era llegar al Caribe el 14 de febrero y festejar el Día de San Valentín con su esposa Judith.

Rothwell remó por casi dos meses para completar una estela de 3 mil millas sobre el océano hasta tocar meta en la isla caribeña de Antigua y llegó a tiempo para festejar el día de los enamorados y el aniversario 50 de su matrimonio. Pero además de la alegría, este cruce fue motivado por la conciencia. Frank remó en honor a su cuñado, quien falleció a los 62 años a causa de Alzheimer. “Mientras remaba, recibí mensajes que me llenaron el corazón, eran de personas que tuvieron experiencias similares a las que vivimos con mi cuñado Roger; espero que con esto pueda ayudar a otras familias”, expresó el británico.

El cruce le tomó 46 mil remadas por día, que distribuyó en dos horas de remo por tres de reposo; con el esfuerzo recaudó más de un millón de dólares gracias a la solidaridad de 4 mil 400 donadores. Todo el recurso se fue al Instituto de Investigación de Alzheimer del Reino Unido, que dirige Hilary Evans.

ESTIRPE. El británico nombró a su bote ‘Never Too Old’, pues cree que para los sueños. Foto: Especial

“Al tomar un monumental reto como este ha ayudado a difundir la conciencia de esta enfermedad, pero también inspira a personas de todas las edades a crear sus propios retos”, dijo la especialista. Según Evans, el Alzheimer y la demencia provocan un detrimento en el funcionamiento cerebral que no es natural en el proceso de envejecimiento.

No tiene cura, pero detectado a tiempo se puede preparar al paciente para desacelerar su desarrollo y ante el silencioso y letal daño que causa esta enfermedad, Rothwell desea que la ciencia brinde mejores expectativas a quienes sean susceptibles de padecerlo.

Por Katya López Cedillo

avh 


Compartir