4 Errores que no notaste en Lupin, la exitosa serie de Netflix

La plataforma de streaming ha confirmado la secuela para la serie francesa sobre atracos criminales

4 Errores que no notaste en Lupin, la exitosa serie de Netflix
La serie francesa se ha mantenido en el Top 10 de las series más vistas de Netflix. Foto: Netflix

Netflix acaba de anunciar a segunda temporada de su drama francés sobre atracos criminales, basados en la serie de ladrones de caballeros Arsène Lupin de Maurice Leblanc. Creada por George Kay y François UzanLupin es la primera serie francesa en llegar a la lista Top 10 de la plataforma de streaming.

La trama relata la historia de un joven parisino llamado Assane, interpretado por Omar Sy, que moldea su vida en cuentos franceses clásicos sobre un caballero ladrón ficticio y maestro del disfraz llamado Arsène Lupin. Assane es el hijo de un inmigrante senegalés que murió después de ser acusado de un crimen, y pronto nos enteramos de que lo que realmente impulsa las intrincadas aventuras criminales de Assane es el deseo de venganza.

Claro que a pesar de ser un proyecto con altas expectativas y realizado con alto cuidado, no se salva de presentar algunos errores o enredos en su guión. Aquí te presentamos los más evidentes:

Assane muere… ¿y nadie nota algo sospechoso?

En el capítulo donde intenta salir de prisión, el protagonista finge su propia ejecución, de manera que hace uso de la red de las canastas de basket ball que hay en el patio para colgarse y evitar la muerte. Con el fin de que todo parezca genuino, Lupin se ayuda de algunos fármacos que disminuyen su ritmo cardiaco y así parece estar muerto.

Pese a que estas pastillas son ficción, un invento para la trama, esto pudo ser un movimiento arriesgado. ¿Y si hubiera ingerido una cantidad peligrosa? Eso pudo provocarle la muerte. En paralelo, en el momento en que levantan el cuerpo sin vida, ¿nadie se percató de que llevaba las redes de la canasta como arnés?, ¿y qué hay de la cancha?, ¿no notaron la falta de redes en el patio?

La policía no puede atraparlo

Sabemos que se trata de mera ficción, pero la manera en que Assane comete sus actos es bastante peculiar. Por lo que no parece una locura que el inspector Guédira pensase en que es un emulador del gran Arséne Lupin de Leblanc. Sus compañeros incluso lo apartan del caso porque no lo consideran posible.

Es ahí donde encontramos el siguiente error: en el momento en el que se descubre que los dos pseudónimos que utilizó para perpetrar sus delitos son acrónimos de Lupin, debía ser el momento en el que los colegas de Guédira vieran el nexo. No es extraño que ladrones (y asesinos) imiten el modus operandi de personajes de ficción.

El plan Louvre no es perfecto

Pese a que Assane y sus compañeros ejecutaron un plan maestro para robar el collar de la reina María Antonieta en el Louvre, era muy probable que fracasara. En la serie, muy pocos agentes de seguridad custodian el museo, sin embargo, en el recinto, hay más de mil empleados de seguridad. Además, ante un evento tan excepcional como una subasta, hubiera habido el doble de empleados.

El Louvre no identifica este fallo

Luego de que Assane robara el collar, su amigo de la infancia, Benjamin descubre que ninguna de las piedras que conforma la gargantilla había sido separada, desmontando la historia ficticia que habían ofrecido a los medios de comunicación. Aquí surge el error. Lo más seguro es que el Louvre también hubiera revisado la joya, especialmente para verificar su autenticidad. En ese momento, el museo se hubiera dado cuenta que la versión de la familia Pelligrini sobre cómo lo encontró era falsa.

SN


Compartir