LOS QUE INSPIRAN

Those Who inspire II: Tere Cazola inspira con positivismo

La razón de su éxito ha sido gracias a su tesón y constancia, también por su optimismo, porque Tere siempre ve el lado positivo de las cosas

TENDENCIAS

·
La razón de su éxito ha sido gracias a su tesón y constancia, también por su optimismo. Foto: Cortesía

Tere Cazola es el epítome de la resiliencia, el buen hacer y la ganas de seguir adelante. Tere es una mujer elegante, no solo en apariencia sino en sus formas de interactuar con las personas y con sus colaboradores, quienes son junto con ella responsables de que cada pasajero por ejemplo, que sale del aeropuerto de Mérida o de Cancún, se lleve siempre su buque insignia, que es ese bizcocho relleno que solo ella sabe hacer.

Reconoce que gran parte de su inspiración, la ha encontrado en su madre y en su abuela, de esta aprendió a hacer las cosas con amor, dedicación y dignidad. Siempre la estuvo protegiendo y haciéndola sentir como una princesa, aura que lleva consigo todavía, pues si por mi fuera, yo la llamaría la “princesa de Yucatán”.

La razón de su éxito ha sido gracias a su tesón y constancia, también por su optimismo, porque Tere siempre ve el lado positivo de las cosas, no se detiene ante las adversidades y siempre piensa en el cómo, en lugar de pensar en el cómo no.

Espiritualmente es una mujer muy fuerte y cómo ella misma dice, “me someto al plan”, y ella pone a disposición de los demás los dones que le han sido dados desde su infancia. Tere empezó haciendo pastelitos para sus amigas, que insistían en que los querían por lo ricos que estaban, y cada vez le encargaban más y más hasta que seis meses después tomó la decisión de renunciar a su trabajo como maestra para dedicarse a tiempo completo a su pasión: la repostería fina.

Continuó incrementando los productos aún cuando no sabía alguna receta, por ejemplo brownies, tenía que probarlos antes de poder venderlos, todo esto en una época donde no existía el internet.

Para Tere, la lucha contra la desigualdad de género debe ser suave y hacerse con el ejemplo diario donde debe primar el sentido común, somos, como ella dice, “anatómica y emocionalmente distintos” y por ello hay que saber entender estas diferencias y saber complementarnos.

Tere Cazola es una marca de exquisitez no solo por su repostería protagonista en el sur del país, sino por su finura en el hablar y en el sentir, una verdadera inspiradora por todo lo que ha vivido, ha conseguido y seguirá consiguiendo gracias a su fortaleza de espíritu.

Te admiro mucho Tere, grandísimo ejemplo para todas.

POR Rocío Marfil
FOTO: CORTESÍA

MAAZ