PANORAMA SOCIAL

La realidad de ser una mujer multitask

Convertirte en tu prioridad no es ser egoísta, es necesario. En el mundo fast track y competitivo en que vivimos, jugamos diferentes roles; es necesario hacer un alto para poner atención completa en lo más importante

TENDENCIAS

·
MUJER MULTITASK. Foto: Especial

Multitask es una palabra que se puso de moda y se utiliza como verbo, refiriéndose a aquellas personas que hacen más de una cosa a la vez. No se le da a cualquiera, o, mejor dicho, no cualquiera lo hace de forma eficiente. Pero, por otro lado, se paga un precio alto por serlo.

Me considero una mujer multitask, es decir, juego varios roles en mi vida, soy mujer, mamá, esposa, profesionista, empresaria y amiga. En ese orden. Pero intento no hacer dos cosas importantes al mismo tiempo. Menciono el orden porque para mí es esencial priorizar y tener un balance. Este orden va cambiando con el tiempo, dependiendo de las circunstancias que vives. Pero es prioritario tener claro el orden jerárquico de las cosas en tu vida. Hubo momentos en donde la prioridad era cuidar a mi mamá enferma, o atender bebés en casa, estar presente con hijos chicos o crecer laboralmente. Hoy te puedo decir que lo único que no cambia es que ahora me pongo como prioridad (mucho tiempo no fue así); por eso puse ser mujer como número uno.

El precio que se paga a veces por ser una mujer tan activa son las culpas, sobre todo, las que somos mamás. De alguna forma esos sentimientos siempre nos alcanzan. Por lo que ser multitask no es tan buena idea, pues como dice Pubilius Syrus: “El hacer dos cosas a la vez es hacer ninguna”. Y es que existen numerosos estudios que demuestran que cuando se hacen dos cosas a la vez ninguna sale perfectamente bien.

Es mejor idea concentrarte en una de las tareas, empezando por la más importante, y estar al 100 por ciento inmerso en ello. La realidad es que no se puede hacer dos cosas que requieren atención al mismo tiempo. Según el libro The one thing los multitaskers cometen más errores, son menos efectivos, toman peores decisiones y tienen malos resultados. La atención segmentada, sobre todo en las relaciones, hace que se lastimen y entonces ya el precio es demasiado caro.

SIN CULPAS

  • El término anglosajón multitask tiene una connotación positiva y muchas veces es tomado como un halago.
  • Para la autora, hacer ejercicio por la mañana es prioritario, así como hacerse una manicura semanal, al ponerse ella como prioridad.
  • También se da tiempo para comer con sus amigas, meditar, leer y viajar con su familia, por lo menos dos veces al año Cuida a los suyos.
  • Brenda Jaet practica lo que ha llamado multitaskear, aprovecha una actividad para realizar otra, pero con prioridad de tiempo.

PAL