Revelan la causa de los devastadores SISMOS del 2017 en México

El sismo del 19 de septiembre, de magnitud 7,1 dejó 369 muertos, 228 de ellos en la Ciudad de México

El 7 y 19 de septiembre se registraron sismos de magnitud 8.2 y 7.1, respectivamente, ellos cimbraron a México y dejaron decenas de edificios colapsados, gente atrapada, herida y en el peor de los casos muerta. El miedo y el polvo de los departamentos hechos trizas se respiraban a cada paso, imágenes que aún en la actualidad causan terror.

A casi tres años de aquel difícil capitúlo, científicos mexicanos encontraron el factor que detonó estos devastadores movimientos telúricos. Según ellos están relacionados con los llamados sismos lentos.

Según cuenta el sismólogo mexicano Víctor Manuel Cruz Atienza, doctor en Sismología por la Universidad de Niza Sophia Antipolis, existe una relación entre los sismos del 7 y 19 de septiembre del 2017 y los temblores lentos.

[nota_relacionada id=1221487]

Junto con un grupo de especialistas del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la investigación, que espera la aprobación para su publicación en la revista Nature Communications, cuestiona si los sismos del 7, 19 del 2017 y uno del 16 de febrero de 2018, de magnitud 7,2, están relacionados.

"Hay una relación causal que pudiera existir o no en el fenómeno de los sismos lentos en México”, dijo para EFE el especialista.

¿Predicción de sismos ya podría ser una realidad?

Bajo esta idea, varios se preguntan si se puede registrar y supervisar un sismo lento ¿Se podría predecir un sismo de alta magnitud como aquellos de 2017?.

Según relató el experto, antes del 8 de septiembre de 2017 tenían registrado dos sismos lentos simultáneos; uno ocurría en Guerrero y otro en Oaxaca.

“Nos llevó a concluir que parece que hay una interacción física, una relación causal, entre la ocurrencia del sismo de magnitud 8,2, el gran terremoto (del 7 de septiembre de 2017 en Oaxaca), y todo lo que vino después”, opinó el experto, distinguido por la revista Nature como uno de los diez científicos más destacados del mundo en 2017

Aunque existe una luz de esperanza hay que recalcar que aún no es un hecho 100% comprobable que los sismos lentos sean, cada vez que ocurran, el factor detonante de un mega sismo. [caption id="attachment_826661" align="aligncenter" width="561"]Aseguradoras aún no cubren la totalidad de los daños de los sismos de 2017: Hacienda El edificio ubicado sobre avenida México, esquina con Sonora de la colonia condesa, que resultó dañado por el sismo del 19 de de septiembre de 2017, es demolido. FOTO: PEDRO VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM[/caption]

Pero, a todo esto ¿Qué es un sismo lento?

Cruz Atienza explicó a EFE que los sismos lentos son desplazamientos lentos en el contacto de placas que se dan a una profundidad mayor que donde ocurren los sismos típicos interplaca, y estos pueden durar meses.

El académico explicó que la posibilidad de que un sismo lento dispare un terremoto ya tiene una larga investigaciones en varios países; sin embargo, su investigación y el artículo académico que realizó da “evidencias que sugieren que ocurre todo el intercambio de efectos llamados bidireccionales”.

Por: Redacción Digital El Heraldo de México.

vbs


Compartir