Haz tu denuncia aquí

Hepatitis: ¿Cuántos tipos hay de esta enfermedad y cómo diferenciarlos?

TENDENCIAS

·

La hepatitis es una inflamación del hígado causada por un virus que puede provocar pérdida de apetito, náuseas, diarrea, vómito, orina oscura, excreciones de color claro, dolor abdominal, tonalidad amarilla en la piel y en los ojos.

Algunos tipos de esta enfermedad pueden ocasionar problemas leves; sin embargo, en los casos más graves pueden llevar a originar casos de cirrosis y hasta provocar el cáncer de hígado.

En algunos pacientes las complicaciones de la enfermedad pueden desaparecer por sí solas, pero en ocasiones puede tratarse por medio de fármacos, ya que ésta nunca desaparece del organismo.

El científico Baruch Samuel Blumberg ganó el premio Nobel de Fisiología y Medicina por haber descubierto una proteína en la sangre que se origina en las personas que son infectadas con este virus, lo cual también permitió la creación de pruebas que determinan que alguien es portador de éste.

Hoy es cumpleaños del investigador, por lo que se celebra también el Día Internacional en contra de la Hepatitis.

https://www.youtube.com/watch?v=tRffzPHQU34

[nota_relacionada id=1165353]

Hepatitis A

Hay tres tipos de esta enfermedad, la más inocua de estas es la A, la cual puede combatirse únicamente descansando e hidratándose. Se contagia por el contacto de las personas con las heces de otro ser humano con este mal o al consumir alimentos o agua contaminada.

No suele ser mortal, aunque en los casos en los que no es atendida adecuadamente tiende a causar insuficiencia hepática aguda, la cual sí es riesgosa.

Hepatitis B

Pese a que los pacientes con ella tienen un alto riesgo de morir, el 90 por ciento que se atiende a tiempo sobrevive a este padecimiento. Su contagio puede darse desde la gestación, por transmisión sexual o por el uso de agujas contaminadas.

Los niños con este mal pueden ser asintomáticos y al igual que la clase C de este mal, puede llevar al padecimiento de insuficiencia hepática, cáncer o cicatrices. Si solamente se controla adecuadamente, basta con descansar para recuperarse de ella.

En los casos más graves de este padecimiento se requiere medicamentos y en ocasiones hasta un trasplante de hígado para el paciente. [nota_relacionada id=1165261]

Hepatitis C

Esta es la más grave de estas afecciones y se transmite generalmente por la sangre, lo cual baja considerablemente las posibilidad de adquirirla. No hay una vacuna para ella, aunque los tratamientos para ella, aunque costosos, tienen efectividad para sanar a quien la tenga.

Los contagiados con este padecimiento no suelen presentar síntomas más allá del color amarillo en la piel, fatiga y depresión; sin embargo, ante la falta de tratamiento pueden haber complicaciones similares a las de la hepatitis B y además dolor abdominal intenso.

Hepatitis D

Este problema solamente se puede dar en personas que padecieron la hepatitis B y se da por el contacto con la sangre de alguna persona infectada con la enfermedad. Es la forma aguda y prolongada de este mal y al menos 15 millones de individuos en el globo terráqueo lo viven.

Hepatitis E

Esta variante de la enfermedad no es grave y suele tener los mismo síntomas que la A; sin embargo, esta cepa del virus está relacionado con el consumo de agua contaminada. Las personas suelen recuperarse con facilidad de este mal y rara vez se puede complicar en un insuficiencia hepática aguda. [nota_relacionada id=1165153]

https://twitter.com/heraldodemexico/status/1288106482257387520

Por: Redacción Digital El Heraldo de México
GDM