Haz tu denuncia aquí

¿Qué santo se celebra HOY martes 9 de junio?

TENDENCIAS

·

Santoral: este martes 9 de junio se celebra a la beata Ana María Taigi.

La vida de Ana María Taigi es muestra de las desigualdades que algunas mujeres aún siguen viviendo en algunas partes del mundo, pese a que ella nació en 1729.

La pobreza de su padre la obligó a irse junto con su familia de Siena, Italia, a Roma con el fin de encontrar nuevas oportunidades; sin embargo, tampoco las halló ahí.

Fue llevada a la escuela durante unos meses, pero la aparición de una epidemia de viruela la hizo abandonar los estudios. Aprendió a leer durante este proceso, pero no a escribir.

La mujer pasó por varios abusos a lo largo de su vida. FOTO: Especial.
[nota_relacionada id=1063668]

Sus padres la humillaban constantemente y desquitaban sus frustraciones insultándola. Lejos de atentar con su vida o lamentarse, la joven decidió voltear hacia Dios y ofrecerle su devoción.

Para sobrevivir aprendió a coser para poder trabajar en el taller de una mujer que fabricaba ropa. Pese a los golpes y los agravios que sufrió de parte de sus padres, Ana María solamente mostraba una sonrisa ante el mundo.

En sus tiempos libres, la joven decidió dedicarse a rezar, lo cual le ocasionaba dicha y ayudaba a que mantuviera su estabilidad mental.

Su padre era parte de la servidumbre de una familia rica. Cuando se enteró de que buscaban a una sirvienta, no dudó en recomendar a su hija, quien llevó a cabo la labor con alegría una vez que fue contratada. [nota_relacionada id=1061413]

Al cumplir 20 años de edad, la muchacha se casó con un obrero llamado Domingo Taigi, quien tenía 28 años y a quien se describe como un hombre tosco y mal encarado a la que la mujer convirtió en un buen cristiano. Juntos tuvieron siete hijos.

Cierto día que la mujer visitaba la Basílica de San Padre, Ángel, un sacerdote dijo sentir una voz de la conciencia que le dijo que debía ser el guía espiritual de la joven, aunque no logró acercarse a ella.

La muchacha buscó durante varias semanas a un líder de la iglesia que la ayudara a mejorar la forma en la que se dedicaba a su fe, pero ningún sacerdote quiso recibirla por considerarla poco apta por ser una sirvienta analfabeta y con varios hijos.

Durante su búsqueda halló a Ángel, quien se alegró al verla y le contó sobre el mensaje que le había hecho llegar su consciencia.

La beata tuvo siete hijos a los que entregó su vida. FOTO: Especial.
[nota_relacionada id=1055324]

Bajó la guía del párroco, Ana dejó de implementar penitencias que le hacían daño y llevaba años realizando, dentro de los que estaba someterse a la deshidratación cuando hacía calor.

Este periodo fue difícil para la mujer, debido a las críticas de los que la tildaban de oportunista, los malos tratos de su esposo e inclusive al trabajo que le provocaba el cuidar la educación de sus hijos.

Sin embargo, su trabajo comenzó a tener resultados gracias a la intervención divina, la cual le permitió ver el futuro a través de globo de fuego que se aparecía frente a su casa.

Gracias a esto, personas de todas las clases sociales, sacerdotes o cardenales se reunieron con ella para pedirle consejos una vez que se dieron cuenta de esta situación.

Pese a las visitas, Ana jamás dejó de atender a su marido o a sus hijos e incluso los dirigía a comenzar y a terminar sus días con oraciones. [nota_relacionada id=1054936]

Cuatro de sus siete hijos murieron a lo largo de estos años y ella hizo lo propio el 9 de junio de 1867, a los 68 años de edad. Los últimos siete meses de su vida fue víctima de diversos dolores, los cuales enfrentó con buen humor y sonrisas.

Antes de irse de este mundo, Ana María anunció la fecha de su muerte, anunció graves problemas que tendría la Iglesia Católica y rezó durante semanas para que la peste del tifo negro no llegara a Roma. Ocho días después de su fallecimiento, esta epidemia llegó a su comunidad.

Su cuerpo fue conservado en Roma y ella fue nombrada beata.

Los restos de Ana fueron conservados. FOTO: Especial.
[nota_relacionada id=1066091]

Este día felicita a:

  • Efrén.
  • Nicea.
  • Feliciano.
  • Ricardo.

Otros santos que también se recuerdan son:

  • San Columba de Iona
  • San Diomedes de Nicea
  • San Feliciano mártir
  • San Maximiano de Siracusa
  • San Primo mártir
  • San Ricardo de Andria
  • San Vicente de Vernemet
  • Beato José Imbert
  • San José de Anchieta
https://twitter.com/heraldodemexico/status/1268519620983562241

Por: Redacción Digital El Heraldo de México
GDM