Haz tu denuncia aquí

Usuarios de internet pasan su tiempo libre desbaratando redes de pedofilia

TENDENCIAS

·

La mejor manera de combatir a un pedófilo es pensar como uno, ganarse su confianza y después destruir sus nexos en la red desde dentro, así lo cree Tarciso Piña, administrador de un grupo de Facebook que une a todas las personas que buscan combatir este delito.

Pese a que es ilegal la difusión de este tipo de contenido en la web, basta tomarse unos minutos en la red para encontrar información sensible que involucra la intimidad de los niños e incluso el abuso sexual sobre estos.

Varios nos hacemos pasar como ellos para poder infiltrarnos con más facilidad".

Tarciso Piña.
[nota_relacionada id=870281]

Actúan rápido

Después de entrar a estos grupos o encontrar a alguna persona que comparta imágenes o videos de los pequeños, los activistas llevan a cabo una denuncia ante la red social.

Generalmente, realizar estos procesos en solitario llevaría varios días para la suspensión de cuentas o de materiales audiovisuales; sin embargo, la intervención de cientos de personas a la vez hacen que los algoritmos de Facebook reacciones con más rapidez para evitar la difusión de estos.

Durante estas acciones, los relacionados con este combate a la pederastía hicieron el hallazgo de la predominancia de grupos de WhatsApp que sirven para intercambiar fotografías y clips de niños desnudos o en poses sugestivas.

La labor de la denuncia en estos es más complicada, debido a que cualquiera puede crear uno desde su dispositivo celular y a que los miembros de estos implementan filtros cada vez más rigurosos.

Ejemplo de esto es el grupo "Cuentos Públicos" o "Caldito de Pollo", los cuales piden que cada uno de sus participantes se identifiquen con una foto real, nombre y además se participe activamente para seguir inscrito en ellos.

Estos chats ocupan las siglas CP, asociadas en internet a las palabras "children porn" (porno de niños) como clave para hacer notar la temática a los interesados.

Pese a ser parte de Facebook, WhatsApp resuelve estos problemas con mayor lentitud, lo cual permite que los agresores se agrupen en otros chats o guarden sus contactos entre sí.

No hay forma de que la Policía Cibernética se entere de estos casos a menos de que se haga una denuncia formal; sin embargo, las acciones en contra de estos grupos requieren hacer después de una investigación detallada, la cual suele tardar semanas e incluso meses.

A esto se debe sumar que muchos pederastas de la red suelen tener conocimientos de computación que les permite ocultarse de las autoridades e inclusive descubrir a quienes los han acusado ante estas.

Lo más triste es que varios pederastas tienen mucho conocimientos de informática, muchos de ellos son hackers".Tarciso Piña.

[nota_relacionada id=1024131]

Presumen agresiones

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México es el primer país en abuso infantil, ya que al menos cuatro millones y medio de pequeños son víctimas de estas prácticas.

Esto ha llevado a que la legislación se hiciera más robusta en el país. El pasado 7 de febrero, la Cámara de Diputados aprobó la pena de hasta 36 años de cárcel en contra de las personas responsable de abuso de menores de edad.

Además, en la Ciudad de México, la aprobación de la Ley Olimpia contempla castigos de hasta 12 años a las personas que difundan imágenes íntimas de cualquier persona sin su consentimiento.

Sin embargo, esto no ha parado a algunos de los pertenecientes a estas redes presuman ser familiares de los pequeños y ofrecen material sensible de los menores a cambio de un precio o solamente para ser parte de un grupo.

Lejos de alarmarse, los integrantes de estas páginas y chats buscan que estos hechos sean difundidos y ofrecen distintas sumas para que se liebre este tipo de contenidos.

[nota_relacionada id=880662]

Buscan legalizar abusos

La búsqueda de los pederastas por no tener una responsabilidad legal ante su incumplimiento de la ley los ha llevado a crear el movimiento MAP (personas atraídas por menores), el cual busca normalizar las relaciones amorosas sin importar la edad de los involucrados.

Para esto, han tratado de ser considerados dentro de un esquema similar al de la comunidad LGBT para ser considerados dentro de la diversidad sexual y no como abusadores de pequeños.

Pese a que fueron rechazados por un amplio margen del internet, estas personas han creado distintos grupos en redes sociales en los que buscan normalizar este tipo de conductas y donde además se tratan sus prácticas como si fueran un asunto romántico.

Además de esto, estos espacios también son usados para difundir las mismas fotografías y videos que en los grupos de pederastas.

Por esta razón existen los grupos anti MAP como el que administra Tarciso, el cual permite la unión entre personas de toda Latinoamérica para evitar que esta práctica sea combatida.

Los MAP son individuos enfermos y pedófilos que quieren hacer creer al mundo que son un movimiento". Tarcido Pîña.

[nota_relacionada id=932399]
https://twitter.com/heraldodemexico/status/1272531808454758402

Por: Guillermo Domínguez