Vuelta al mundo

Wheel the World es un proyecto de inclusión que busca transformar las experiencias turísticas para personas con discapacidad

Vuelta al mundo
FINALIDAD. Buscan empoderar a personas con discapacidad. Foto: Cortesía

Para Álvaro Silberstein no existen límites. A los 18 años sufrió un accidente que lo dejó sin movilidad en las piernas. Junto con sus amigos, Arturo Gaona y Camilo Navarro, decidió que recorrería la ruta de Torres del Paine, en la Patagonia, con su silla de ruedas. Todos pensaban que sería imposible, pero él lo hizo posible. Gracias a esa experiencia los tres se asociaron para crear Wheel the World. En sus palabras el chileno nos cuenta su experiencia:

Durante la expedición nos dimos cuenta que faltaban los medios adaptados para recorrer este destino natural y remoto. Este conflicto fue el detonante para crear Wheel the World, una plataforma que se especializa en buscar y crear viajes a la medida para personas con diferentes tipos de discapacidad; el cual se ha viralizado en California, Chile, Perú y México. Cada experiencia y recorrido tiene distintos retos en los que incluimos hospedaje, traslados y actividades.

Hemos realizado paseos en bicicleta por San Pedro de Atacama, buceo en la Isla de Pascua y Maui. En Perú visitamos una comunidad indígena del Valle Sagrado y recorrimos Machu Picchu; en la Sierra Norte de Oaxaca, cada viajero se deslizó en tirolesa y cruzó un puente colgante a la mitad del bosque, entre otras actividades.

EXPERIENCIA. Tienen más
de 40 destinos turísticos. Foto:Cortesía

Un gran reto ha sido encontrar y diseñar el equipo adecuado para que todos puedan ser partícipes. Las bicicletas, kayaks y sillas de ruedas son muy costosas y requieren de ciertos aditamentos para garantizar la estabilidad del usuario. Estamos en constante búsqueda de formar alianzas con organizaciones o marcas a favor de la inclusión. Nuestro propósito es que todas las personas con discapacidad tengan la oportunidad de estar en contacto con la Naturaleza y dar a conocer la infinidad de opciones que existen para ellos. Otros retos son el levantamiento capital y convencer a las autoridades de parques nacionales para lograr acomodaciones de accesibilidad y hacerles entender que el equipamiento debe estar adaptado para diferentes tipos de discapacidad. Hemos trabajado con autoridades para mejorar los medios de transporte. Actualmente contamos con un equipo de 13 personas en diferentes continentes, tres son mexicanos.

Una de las experiencias más difíciles que hemos hecho es el camino Inca en Machu Picchu, porque son senderos súper angostos y fue de mucho riesgo, actualmente visitamos este recinto por tren. En México tenemos equipamiento especial para pasear por la sierra y capacitamos al equipo de los pueblos mancomunados para que sepan cómo utilizarlo en personas con discapacidad. En la Rivera Maya hemos hecho alianzas con el buzo Leo Morales, con él ofrecemos buceo inclusivo. Nos da mucha felicidad poder crear este tipo de experiencias en lugares que jamás imaginaron acceder. Queremos hacer que el turismo sea accesible para todos. Somos un emprendimiento social, tenemos un propósito, pero no somos una fundación. Nuestro equipo está repartido por todo el mundo, trabajamos de manera remota y ofrecemos destinos en 15 países.

Un gran reto ha sido encontrar
y diseñar el equipo adecuado. Foto: Cortesía

La naturaleza a raíz de mi accidente me cambió la manera de pensar y ver la vida. Durante mucho tiempo pensé que jamás volvería a viajar y visitar un parque nacional. En la Rivera Maya pude nadar en un cenote y fue increíble. El estar inmerso en la Naturaleza me dio la fortaleza para seguir adelante. Mi discapacidad no es un impedimento para disfrutar del mundo. Tenemos experiencias para todos los niveles de complejidad. Falta más consciencia y difusión de todo lo que hay para este rubro. Me gustaría generar un cambio en la manera de pensar, si nosotros generamos accesibilidad la discapacidad pasa a segundo plano.

 “Queremos hacer que el turismo sea accesible para todos. Somos un emprendimiento social, tenemos un propósito, pero no somos una fundación” Álvaro Silberstein, asegura el fundador de Wheel the World.
“Una de las experiencias más difíciles que hemos hecho es el camino Inca en Machu Picchu, porque son senderos súper angostos y fue de mucho riesgo” dijo Álvaro Silberstein, fundador de Wheel the World.

 


Compartir