Vecino de la ciudad

Everest 635, del arquitecto yuri zagorin, hace sinergia con residencias de los 40 sin negar su idiosincracia

Vecino de la ciudad
ENALTECER. El arquitecto mexicano Yuri Zagorin.

El reconocido arquitecto y director del despacho ZD+A, se interesa en proyectos que piensan de paredes para afuera y viceversa, en aquellas creaciones fundamentadas en la práctica y necesidades intrínsecas de cada proyecto, no sólo en deseos y caprichos. Esta arquitectura requiere de mucho trabajo bien ideado y un gran proceso de destilación para llegar a un resultado final que cumpla tales propósitos, algo en lo que Zagorin es experto.

En el corazón de Lomas de Chapultepec está Everest 635, una plaza que apuesta por lo sustentable y ofrece diversidad gastronómica. Inmueble que nació siendo casa, su padre la adquirió y transformó la propiedad en un bien comercial que comenzó a reflejar la diversidad y necesidades de la ciudad por crecer, teniendo negocios en el lugar de bienes raíces, pastelerías, salón de fiestas, entre otras cosas. Zagorin propuso hacer un proyecto con sentido para toda la vida, y así nació Everest 635.

El recinto ofrece una oferta de restaurantes de calidad como Zeru Restorán, de cocina vasca mediterránea, así como espacios de recreación y diferentes áreas que permiten ser una plaza siempre con actividad y viva la mayor parte del tiempo. Everest 635 permite gozar el exterior, es de bajo consumo de energía, gracias a los espacios al aire libre y la posibilidad de abrir sus grandes ventanas y omitir el uso de aire acondicionado, pues considera que en la CDMX la instalación del mismo pareciera error de arquitectura y diseño, ya que el clima –delicioso– permite no instalarlos. El estacionamiento funciona como un servicio completo, pues el acceso es a todo público, bicicletas, motocicletas, autos y estación de Econduce.

El diseño, planos, idea y resultado final de lo que es la plaza ha sido reconocido diferentes años por importantes concursos, entre ellos el Premio Firenze, en 2019, y el más reciente, este año, es la Medalla Plata de la Bienal Mexicana, organizada por la Federación de Colegios de Arquitectos, que reconoce las mejores obras arquitectónicas del país, galardona a sus autores, difunde las obras más relevantes e invita a reflexionar sobre arquitectura y soluciones responsables y sustentables.

Es una plaza en una zona accesible, que ofrece una propuesta en diseño y contenido de la misma.

Por Alejandra Guzmán


Compartir