Abigail Santiago, la modelo tabasqueña que llegó a romper estereotipos

Con 24 años, Abigail Santiago busca crearse un nombre en el mundo de la moda, y empezar por su país de origen, donde se ha enfrentado a la discriminación

Abigail Santiago, la modelo tabasqueña que llegó a romper estereotipos
UN LUGAR NATURAL. Es originario de El Triunfo, un pueblo en Tabasco. Foto: Guillermo O´Gam

Por muchos años, industrias como la de la moda, el cine y la belleza fueron absorbidas por un estereotipo: la mujer alta, rubia, de ojos de color, que se llevaba todas las miradas, reflectores, contratos y protagónicos. Así se estandarizó un modelo, muchas veces alejado de la realidad, que caía en los tintes de la discriminación (algo que sigue pasando).

Sin embargo, en los últimos años estos estereotipos se han roto con la presencia de nuevos rostros, personas de raíces indígenas que han llegado para romper las reglas. Así es como vimos llegar a una Magnolia Maymuru a Miss Mundo Australia (quien fue la primera modelo indígena en aparecer en este certamen), o a Yalitza Aparicio en los Premios Oscar, nominada a Mejor Actriz junto con Lady Gaga, Melissa McCarthy, Gleen Close y Olivia Colman; mujeres que han llevado muy en alto sus orígenes, y que se han enfrentado a la discriminación.

Raíces Mayas

Así es como llegamos a la vida de Abigail Santiago, modelo tabasqueña de 24 años, con raíces mayas. Ella ha llegado a la industria de la moda en México para romper con estereotipos y crear conciencia sobre la riqueza y valor que se le debe dar a la belleza de nuestro país (y no sólo en el ámbito de la moda).

Es originaria de El Triunfo, un pequeño pueblo ubicado a 50 kilómetros del municipio tabasqueño de Balancán, en el que Abigail vivió su infancia entre los sembradíos de sus abuelos, quienes la criaron: “Mi niñez fue muy linda porque, en realidad, crecí en el campo. Mi abuelito tenía unos cafetales e íbamos todo el tiempo, también visitábamos cenotes y diferentes partes de la zona. Ahí era muy feliz, vivía muy tranquila, no había internet”, recordó la joven modelo.

ELLA. Nació el 2 de abril de 1996. Foto: Guillermo O´Gam

De asistente a modelo

A pesar de la vida plena que tenía en Tabasco, en su cabeza siempre estaba la pregunta “¿Qué más hay allá afuera?”, lo que la llevó a trabajar, durante cinco años, como asistente en una clínica de odontología en Cancún. Fue ahí donde tuvo su primer acercamiento con el modelaje: “Conocí a una alemana que me pidió modelar plata para ella”, contó Abigail quien, a pesar de no estar tan segura, decidió realizar el proyecto: “Ahí empezó mi curiosidad de saber que podía hacerlo y, de qué podría pasar si no lo hacía, y me gustó muchísimo”.

Su siguiente acercamiento con la industria de la moda, fue en el Mercedes-Benz Fashion Week de Tulum en 2018, evento en el que desfiló para diferentes diseñadores y firmas como la mexicana Sarah Bustani, en donde reforzó su pasión por este mundo.

No más estereotipos

Con rasgos muy particulares como sus ojos oscuros de mirada fuerte, pelo lacio largo y de color negro, labios carnosos y bien delineados, y con sus cejas pobladas, la modelo  lleva con orgullo sus raíces 100 por ciento mexicanas.

 Así, Abigail se define como una mujer inteligente, con valores bien arraigados, feliz, plena y orgullosa de sus raíces. Llegó a la Ciudad de México para perseguir su sueño sobre las pasarelas, sin embargo, los obstáculos no han faltado: “Es muy feo que no valoren la belleza de México. Tú quieres hacer cosas y la gente sólo tiene un estereotipo de modelo; como mexicana es muy difícil hacer cosas en tu propio país”, contó Abigail. Santiago ha sido testigo de cómo en otros países valoran más la belleza nacional, tenía planes de viajar a Canadá para hacer diversos proyectos, sin embargo, la pandemia por COVID no se lo permitió, y decidió permanecer en CDMX.

“Creo que nos faltan muchísimas cosas, en realidad la inclusión de diferentes modelos, de varias zonas de nuestro México. Hace falta ver más caras de nuestro país”, puntualizó Abigail. No hay duda de que el tema cada vez está más presente en el mundo de la moda, sin embargo, aún nos queda un largo camino por recorrer.

Romper estándares 

“El modelaje no es para un estándar de belleza, hay que abrir un poquito más esa parte”, mencionó Abigail e hizo énfasis en que todo se puede lograr con mucha constancia y dedicación.

Romper con nuestras propias barreras de “diferencias” es fundamental, así como ayudarse entre connacionales para impulsar todo el talento que existe en nuestro país: “Como mexicanos hay que abrazarnos muchos, mutuamente”.

“Me da mucho orgullo representar a México por mi belleza y mis orígenes”, dijo la modelo para concluir.

Gerardo Torres

Diseñador mexicano con más de 12 años de experiencia en la industria de la moda. Oriundo de Mérida, Gerardo ha llevado sus diseños a países como Estados Unidos y España. Es egresado del Centro de Estudios Superiores de Diseño de Monterrey (Cedim).

ESTILO. En cada una de sus prendas, Torres resalta la  cultura mexicana. Foto: Guillermo O´Gam

Sus diseños los han portado personalidades como Ximena Navarrete y Elisa Carrillo, quien fue la encargada de presentar la colección No Time for Time en el Museo del Telégrafo de la CDMX. En cada una de sus prendas, Torres se ha distinguido por resaltar la cultura mexicana.

Por Daniela Zambrano


Compartir